La base británica de investigación Halley

Así fue el épico rescate de una base científica en la Antártida, para evitar que cayese en una profunda grieta

Utilizaron tractores que la arrastraron a lo largo de 23 kilómetros

La base británica de investigación Halley en Antártica se mudó.

El centro está situado sobre una plataforma de hielo flotante y tuvo que ser trasladado por el peligro de que cayera al océano.

Para mover los ocho módulos que conforman la base Halley -cuyo diseño futurista facilita su movilidad- se utilizaron tractores que la arrastraron a lo largo de 23 kilómetros.

Puedes ver la épico rescate en el vídeo, un rescate muy lento.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído