Tecnología
El selfie de Melisa Rodríguez, Begoña Villacís, Marta Rivera de la Cruz y Patricia Reyes (CIUDADANOS). CS

Lo importante, pensarán ellas y con toda razón, es no perder la sonrisa. Ni en la vida cotidiana, salpicada de sinsabores, ni en la política, que es un inmenso charco de disgstos, sorpresas, traiciones, desavenencias y ambiciones.

Todo esto, con Andalucía al borde las elecciones. Máxima inestabilidad política. Ciudadanos romperá este 8 de septiembre de 2018 su pacto de investidura con el PSOE, lo que aboca a la comunidad a unas elecciones anticipadas.

La Ejecutiva Nacional de Ciudadanos aprobó este viernes en una reunión extraordinaria en Málaga la propuesta de Juan Marín, su líder en esta comunidad. de romper el pacto de investidura con el PSOE de Susana Díaz.

El líder andaluz de Cs entiende que el Gobierno socialista andaluz incumple con el acuerdo de eliminar los aforamientos de los políticos (el privilegio de ser juzgados por tribunales superiores y no por ordinarios) y una reforma de la ley electoral autonómica. Ha recibido el respaldo unánime por parte de sus compañeros.

De esta manera, la situación política parece dirigirse a unas elecciones anticipadas por la debilidad parlamentaria del Gobierno de Díaz. La legislatura acaba oficialmente en marzo del año que viene, pero en la práctica le quedan semanas.

Como no es un asunto banal y Ciudadanos se juega mucho en el embite, tras haberse pasado tres años apuntalando al PSOE andaluz hasta en sus corruptelas, Albert Rivera y los miembros más importantes del partido se trasladaron a Málaga para esta vital reunión.

Y algunos, felices como perdices, han querido dejar constancia de este viaje en las redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

Camino a Málaga

Una publicación compartida de Marta Rivera de la Cruz (@martariveradelacruz) el 7 Sep, 2018 a las 4:06 PDT

La escritora y diputada Marta Rivera de la Cruz colgó este viernes en Instagram un selfie en el AVE junto a sus compañeras del partido Begoña Villacís, Melisa Rodríguez y Patricia Reyes, que posan sonrientes.

La foto iba acompañada con este mensaje: "Camino de Málaga con mis amigas".

Posteriormente, Marta eliminó "con mis amigas" y dejó sólo la frase: "Camino de Málaga".

Pues llegaron a Málaga y votaron a favor d euna decisión que conlleva inevitablemente disolver el Parlamento andaluz y elecciones adelantadas, una idea que, a tenor del selfie, encanta a las 'amigas de Albert Rivera'.

Durante todo el verano, la política andaluza ha estado dominada por ese runrún de adelanto electoral. Por ello, los principales partidos aceleraron el proceso de designación de candidatos.

Díaz será el cartel electoral del PSOE, mientras que Pablo Casado confirmó en julio a Juanma Moreno como aspirante. Por parte de Cs competirá Juan Marín, que ganó unas primarias exprés.

En esta ocasión, Podemos e Izquierda Unida se presentarán conjuntamente en la confluencia Adelante Andalucía, que será encabezada por Teresa Rodríguez.

Marín y el 'número dos' de Cs a nivel nacional, José Manuel Villegas, han comparecido ante los medios paras explicar esta decisión.

El líder regional ha desvelado que en la última reunión el PSOE le trasladó que no tenía voluntad de dialogar sobre las reformas pendientes y no planteó ningún calendario sobre las medidas acordadas para la investidura.

El presidente de Cs en Andalucía ha señalado que no querían llegar a este extremo, pero que es "evidente" que "el PSOE ha roto el acuerdo por sus incumplimientos".

No obstante, ha dicho que "no hay excusa" para que Díaz convoque elecciones anticipadas y ha apuntado a que solo obedecería para no coincidir con el calendario judicial de los ERE.

Marín ha criticado que se ha llegado a esta situación por culpa del PSOE de Andalucía, que buscaba una excusa, en su opinión, para ir en las urnas. "En Andalucía no hay ningún motivo para adelantar las elecciones", ha repetido el dirigente naranja. "¿Cuál es la inestabilidad? ¿Dónde está? ¿En que Díaz no tiene mayoría absoluta? Díaz tiene miedo a la Justicia y a las urnas", ha argumentado.

"Han agotado la paciencia de los andaluces y de Cs", ha resaltado el político de Sanlúcar, que ha explicado:

"Cuando se trata de hablar de regeneración democrática el PSOE-A da un portazo, huye del debate".

Y ha lanzado este dardo contra el socialismo andaluz:

"Intenta justificar lo injustificable: hacer responsable de la ruptura del pacto a los que cumplimos al cien por cien nuestros compromisos".

A pesar de ello, ha sacado pecho de las medidas acordadas por el PSOE que sí se han llevado a cabo como la supresión del impuesto de sucesiones o la bajada del IRPF.

Marín se ha afanado en explicar los motivos para dar por roto el pacto de investidura. Comienza de esta manera también la lucha por el relato de cara a esos posibles comicios.

En el PP y en Podemos llevaban semanas advirtiendo de esta posibilidad y de un entendimiento bajo cuerda de los dos socios para ir a las urnas en virtud de las encuestas que manejan.

Las elecciones andaluzas son las primeras del ciclo que se avecina, con el superdomingo de mayo en el que coincidirán autonómicas, municipales y europeas.

Unos meses en los que también sobrevuela la posibilidad de unas generales anticipadas si Pedro Sánchez no logra sacar adelante los presupuestos.

Tras este paso de Ciudadanos, toca esperar los movimientos de la presidenta Susana Díaz, que tiene la competencia para convocar esas elecciones.

Los socialistas podrían optar por ir ya a las urnas para subirse a la ola demoscópica del nuevo Gobierno de Sánchez y evitar que coincida con la sentencia del juicio de los ERE -que está en su fase final-.

Las anteriores elecciones andaluzas fueron en marzo de 2015, ganando el PSOE con el 35% de votos y 47 escaños. Detrás se situaron el PP, con 33 diputados, Podemos, con 15, Ciudadanos, con 9, e IU, con 5.

Sus rivales políticos entienden que Díaz pulsará el botón de elecciones anticipadas si le conviene electoralmente. Ya lo hizo hace algo más de tres años al romperse el Gobierno de coalición con Izquierda Unida por el caso del desalojo de la corrala Utopía.

Ciudadanos ha planificado detalladamente la escenificación de la ruptura. La reunión de la Ejecutiva Nacional se ha producido en Málaga, donde se han trasladado los grandes dirigentes del partido de todo el país, y, además, Albert Rivera ha convocado a los medios para este mismo sábado en esta ciudad. Tiene previsto reunirse con afiliados del partido en Andalucía.

Cs persigue principalmente en estas elecciones dar el 'sorpasso' al PP, como vaticinan diversas encuestas, y acercarse electoralmente al PSOE. Entre los naranjas cunde la sensación también de que el Partido Popular podría volver a remontar después de la elección de Pablo Casado como líder.

El PSOE había negado siempre este adelanto electoral, pero fueron muy significativas las palabras pronunciadas esta semana por el portavoz del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, hombre de máxima confianza de Díaz. Por primera vez se abría a la posibilidad de ir ya a las urnas.

En concreto, señaló que CS ha decidido convertirse en un "factor de inestabilidad" en la comunidad y "abocar" a unas elecciones anticipadas.

"Creemos claramente que Cs ha decidido, en una estrategia que ha ido creciendo en las últimas semanas, convertirse en un factor de inestabilidad y abocar a la comunidad autónoma de Andalucía a unas elecciones anticipadas".

¿Y Díaz? A la presidente le ha pillado esta ruptura en Carcassone (Francia), donde participa en un foro del Comité de las Regiones.