Tecnología
Datos RT

Un hombre que había robado los datos de la tarjeta de crédito de su exnovia para costear los regalos a su nueva pareja fue arrestado el pasado 5 de octubre en el aeropuerto de Gatwick (Londres, Reino Unido) mientras se disponía a embarcarse en un viaje a París -también financiado a costas de su ex- junto a su amada, informa The Independent, según rt.

Angel Exford, la víctima del fraude, y Michael Fehsenfeld mantuvieron una breve relación sentimental durante aproximadamente dos meses a mediados de este año. La pareja se separó tras una salida nocturna junto a una amiga de Exford y el novio de esta.

En esa oportunidad, Fehsenfeld aseguró haber extraviado su billetera, por lo cual Exford aceptó prestarle su tarjeta para pagar la entrada a un local, al igual que la comida y los tragos. "Esa fue la última vez que lo vi en persona", escribió la mujer en su cuenta de Twitter, cuya historia, publicada para advertir a otras posibles víctimas de engaño, ya fue compartida casi 12.000 veces.

Al día siguiente de aquella noche, Fehsenfeld reveló en sus redes sociales sus planes para pasar el fin de semana en un spa junto a otra muchacha y bloqueó a su ex.

Transcurrido aproximadamente un mes desde esa última cita, Exford, de nacionalidad sudafricana, comenzó a notar transacciones sospechosas en su cuenta bancaria. De este modo, la mujer descubrió que alguien había realizado compras con su tarjeta por un total de 1.200 libras esterlinas (1.575 dólares), aún sin sospechar la identidad del ladrón.

Una amiga suya revisó entonces detenidamente el resumen bancario, donde encontró un viaje a París para dos personas en la aerolínea de bajo coste easyJet junto con el respectivo código de reserva del vuelo. Al ingresar este dato en el sistema de la compañía aérea, descubrieron que los pasajeros eran Michael Fehsenfeld y una acompañante.

Los gastos bancarios incluían, además, la compra de flores a domicilio en la misma fecha en que la nueva pareja de Fehsenfeld publicó en su cuenta de Instagram la foto de un ramo de flores que recibió en su trabajo de parte de su novio. Asimismo, el hombre utilizó la tarjeta de su ex para pagar por estacionamientos, impuestos inmobiliarios, una suscripción a canales de televisión de pago e incluso un servicio que incrementa la cantidad de 'me gusta' en Instagram.

Con toda estas evidencias, Exford denunció a su exnovio y expresó su indignación por la manera en que el hombre se aprovechó de ella aún sabiendo acerca de su difícil situación personal: "No tengo familia directa en Reino Unido. Dependo al 100 % de mí misma y tengo a gente en Sudáfrica a la que apoyo económicamente".

"Mi trabajo duro vale para conseguir 'likes'", lamentó.

El 22 de octubre, Fehsenfeld fue condenado por la corte de Camberwell Green de Londres a 26 semanas de prisión en suspenso durante dos años, 150 horas de trabajos comunitarios y a pagar una indemnización a su expareja.