Tecnología
Amazon RT

Un juez de Nuevo Hampshire (EE.UU.) declaró que las autoridades pueden demandar y examinar las grabaciones de audio, hechas por el altavoz Echo del asistente inteligente Alexa, de la empresa estadounidense Amazon, para aclarar los detalles de un apuñalamiento que se cobró la vida de dos mujeres, según rt.

Se trata del asesinato de Christine Sullivan, de 48 años, y Jenna Pellegrini, de 32, el pasado 27 de enero de 2017, cuyos cuerpos fueron hallados dos días después, informan medios locales. El principal sospechoso en el caso es el residente de la ciudad de Dover, Timothy Verrill, quien se declaró no culpable.

Según los fiscales, citados por la agencia AP, el asistente podría haber grabado el momento en que el asesino atacó a sus víctimas y cuando sacó sus cuerpos de la casa. Estos creen que los datos aún se encuentran en los servidores de Amazon.

En ese contexto, el primer fiscal general adjunto, Geoffrey Ward, declaró que el dispositivo podría haber sido activado en el momento del crimen por una 'palabra despertadora'. "Como parte del funcionamiento normal del dispositivo electrónico Echo, este se activa intencionalmente o accidentalmente por una 'palabra despertadora'", señaló Ward.

Sin embargo, el portavoz de la compañía afirmó este viernes que no entregará la información de sus clientes sin "una demanda válida y jurídicamente vinculante".

El juicio está previsto para el 9 de mayo de 2019.