Tecnología viral

Elon Musk advierte sobre los riesgos de una inteligencia artificial dictadora

Musk citó a DeepMind de Google como un ejemplo de una empresa que busca desarrollar superinteligencia

Elon Musk advierte sobre los riesgos de una inteligencia artificial dictadora
Elon Musk, CEO de Tesla YT

Elon Musk, el excéntrico CEO de la compañía de cohetes espaciales SpaceX, siempre ha sido vocal con respecto a los potenciales riesgos que presentaría una hipotética Superinteligencia (una forma de inteligencia artificial que sea más inteligente que todos los humanos juntos). Por eso no es de sorprender, que esta vez hable de un nuevo peligro: Una dictadura de robots.

En un documental llamado Do You Trust This Computer? (¿Confías en esta computadora?) del cineasta estadounidense Chris Paine, Musk dijo que el desarrollo de la superinteligencia por parte de una empresa o un estado, podría resultar en algún tipo de IA que quiera gobernar el mundo. «El futuro menos aterrador que se me ocurre es uno en el que al menos hemos democratizado la inteligencia artificial porque si una compañía o un pequeño grupo de personas consiguen desarrollar superinteligencia digital divina, podrían dominar el mundo», dijo Musk, según recoge Victor Román, N+1.

Aunque un ser «que quiera dominar el mundo» suena a ciencia ficción, lo cierto es que ya ha existido en la vida real. Por ejemplo, el inefable dictador austriaco Adolf Hitler. Sin embargo hasta al inhumano Hitler le llegó la hora de morir. Eso podría no ocurrir con una IA. «Al menos cuando hay un malvado dictador, ese humano va a morir. Pero para una IA, no habría muerte. Viviría para siempre. Y entonces tendrías un dictador inmortal del que nunca podremos escapar», añadió Musk.

El documental de Paine examina una serie de ejemplos de inteligencias artificiales, que incluyen armas autónomas, tecnología de Wall Street y algoritmos que generan noticias falsas. También se deriva de ejemplos culturales de AI, como las películas «The Matrix» y «Ex Machina».

La IA no tiene que ser necesariamente malvada

Musk citó a DeepMind de Google como un ejemplo de una empresa que busca desarrollar superinteligencia. En 2016, AlphaGo, un programa desarrollado por la compañía, derrotó al campeón Lee Se-dol en el juego de mesa Go. Esta victoria se vio como un gran logro en el desarrollo de AI: en un juego de Go, un jugador típicamente tiene una opción de 200 movimientos, en comparación con solo 20 en ajedrez.

«El sistema DeepMind puede ganar en cualquier juego. Ya puede vencer a todos los juegos originales de Atari. Es súper humano, juega a todos los juegos a una gran velocidad en menos de un minuto», agrega Musk.

Por otro lado, el CEO de Tesla también aclaró que la inteligencia artificial no tiene que ser malvada o tener una conciencia moral para destruir a la humanidad. «Si la IA tiene un objetivo y la humanidad simplemente está en el camino, destruirá a la humanidad como una cuestión de rutina sin siquiera pensar en ello. No hay resentimientos», dijo Musk. «Es como si, si estamos construyendo una carretera y un hormiguero está en el camino, no odiamos a las hormigas, solo estamos construyendo una carretera, y así, adiós hormiguero».

Debido a la nueva carrera por militarizar la inteligencia artificial (Rusia ya está usando algoritmos para socavar democracias que le son incómodas y China planea lanzar un Sistema de Crédito Social para monitorear a sus ciudadanos para 2020), no es tan descabellado en pensar en tales riesgos.

Musk es el cofundador de Neuralink, una startup que supuestamente quiere vincular el cerebro humano a una interfaz de computadora; y aunque ayudó a fundar OpenAI, una organización sin fines de lucro destinada a promover y desarrollar la IA de forma segura, se anunció que dejó el consejo el mes pasado.

VÍDEO DESTACADO: Elon Musk ‘confiesa’ que es un marciano

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído