Tecnología

¿Sabes por qué sentimos a veces que nuestro móvil vibra?

¿Sabes por qué sentimos a veces que nuestro móvil vibra?
Móvil Pixabay/ Imagen ilustrativa

Si eres de los que se pasa el día con el móvil pegado a tu mano, es muy posible que hayas sufrido el síndrome de la vibración fantasma, una ilusión creada por nuestro cerebro que nos hace pensar que el teléfono ha recibido una notificación, cuando realmente no ha sido así.

A mucha gente le sucede que, si tiene el móvil cerca, les vibra el bolsillo. ¡A algunos incluso les sucede cuando su móvil está apagado! Un 80% de la población que utiliza móviles sufre este síndrome, es una ilusión bastante habitual en países occidentales. En un estudio de personalidad realizado a un grupo de gente, se desveló que la mayor parte de las personas que sienten vibraciones fantasma se identifican con una personalidad que busca novedades, según recoge masmovil.

Esto tiene una explicación. En realidad, nuestro cerebro, consciente de que para nosotros las notificaciones son importantes en nuestra vida, trata de mantenernos alerta y se anticipa a nuestros estímulos físicos, creando ilusiones fantasma. De esta manera, sacarás el teléfono de tu bolsillo cada cierto tiempo, y casi inconscientemente. Si estás esperando un mensaje o una llamada muy importante, es muy probable que sientas con más frecuencia ‘vibraciones fantasma’.

mirar el movil

Según los estudios realizados por un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield, estas falsas vibraciones no son más que efectos de cómo las personas lidian con los estímulos sensoriales.

¿Podemos solucionarlo? Si, y una opción muy eficaz es aumentar nuestra sensibilidad, configurando el teléfono con una vibración más fuerte, o colocando el teléfono en una parte del cuerpo más sensible, por ejemplo, en el bolsillo trasero del pantalón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído