PESOS Y MEDIDAS

Tras más de un siglo pesando exactamente lo mismo, hoy cambia el peso de un kilo

Tras más de un siglo pesando exactamente lo mismo, hoy cambia el peso de un kilo
Pesas de medio kilo, un kilo y 2 kilos. EP

Es una revolución silenciosa pero crucial (Los 13 trucos infalibles que no conocías y son verdaderamente geniales).

El cambio no será perceptible fuera de los laboratorios de física avanzada y, sin embargo, marca un hito en la historia de la Ciencia.

Este lunes 20 de mayo entran en vigor los cambios aprobados el año pasado en la Conferencia General de Pesos y Medidas (CGPM) y el kilo de toda la vida, dejará de pesar un kilo.

Como suena, porque el prototipo internacional del kilogramo, un cilindro de iridio y platino que ha servido desde 1889 como la referencia universal de esta unidad, acaba su servicio como modelo a partir del que se calibran las básculas de todo el mundo.

Pues tras 130, esa medida que los científicos consideran vital para el desarrollo de la ciencia, se modifica.

Cuando se definen las medidas, o los pesos, hay que fijar una referencia que debe ser lo más constante posible. Hace dos siglos se definía el kilogramo como la masa de un litro de agua destilada a una atmósfera de presión y 3,98 ºC.

El problema de esta definición es que es complicado de conseguir en la realidad, así que en 1889 el Sistema Internacional de Medidas creó un lingote fabricado con una aleación de 90% de platino y 10% de iridio, conocido con el nombre de Le Grand K, guardado bajo llave en la Oficina Internacional de Pesas y Medidas de Sèvres (Francia). Puedes verlo en la foto de apertura de la noticia.

Con el tiempo se realizaron diversas copias de este lingote, que están guardadas en varios lugares del mundo. Cada cierto tiempo se comparan, y se ha comprobado que tras más de cien años… no pesan lo mismo.

No se sabe si unos lingotes han perdido masa u otros la han ganado, pero es diferente. Hablamos de microgramos, pero no hay que olvidar que esta referencia del kilogramo no solo se usa para pesar, sino para llevar a cabo experimentos científicos.

Y una diferencia de microgramos puede afectar al resultado final. Por eso, a partir del 20 mayo cambia la definición de kilogramo.

10 usos que tiene la Coca-Cola y que ni siquieras imaginabas

El objetivo del Sistema Internacional de Medidas es cambiar las referencias basadas en objetos físicos por constantes físicas que no varían, y que son fáciles de medir.

Como escribe Juan Antonio Pascual en Computer Hoy, quizá te estés preguntando por qué la definición de kilogramo se ha basado en un lingote durante más de un siglo. La razón es sencilla: hasta ahora, no había nada mejor.

Pero hace apenas un año, se descubrió una nueva forma de definir un kilogramo a través de la constante de Planck. Aplicando el valor de la constante de Planck, la masa se puede medir de manera precisa en términos de corriente y voltaje gracias a un instrumento llamado balanza de Watt.

El nombre de esta herramienta proviene del hecho de que la masa de un objeto es proporcional al producto de corriente eléctrica y voltaje, que representa una potencia que se mide en vatios. La balanza de Watt mide la corriente necesaria para soportar un peso, determinando de esta manera la masa.

Este nuevo método para calcular lo que pesa un Kilogramo no solo es más preciso, sino que se basa en medidas constantes que no varían con el tiempo, y además es sencillo de calcular. Con una báscula de Watt, que es fácil de construir, se puede medir la masa con total precisión, para así calcular exactamente la masa de un kilogramo.

El Sistema Internacional de Medidas aprobó este nuevo método el pasado mes de noviembre, y entra en vigor el 20 de mayo.

Los científicos están contentos porque a partir de ahora los experimientos científicos basados en el peso van a ser completamente precisos, y no van a existir variaciones.

¿Sabes cuál fue el invento chino que más sorprendió a Marco Polo?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido