El Ejército de EE.UU. diseña este nuevo reactor compacto de fusión acercandose así a la supremacía energética

El Ejército de EE.UU. diseña este nuevo reactor compacto de fusión acercandose así a la supremacía energética
El Ejército de EE.UU. diseña este nuevo reactor compacto de fusión acercandose así a la supremacía energética RT

El nuevo modelo, que mide menos de 2 metros de diámetro, mejoraría las deficiencias del Lockheed Martin Skunkworks, que usa una tecnología similar de «confinamiento de plasma», según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

La División de Aeronaves del Centro de Guerra Aérea Naval de la Marina de EE.UU. presentó el mes pasado el diseño de un nuevo reactor compacto de fusión (CFR, por sus siglas en inglés), modelo que —según afirma— mejora las deficiencias del Lockheed Martin Skunkworks, que utiliza una tecnología similar de «confinamiento de plasma», informó este miércoles la revista Forbes.

El creador del diseño del nuevo CFR es Salvatore Cezar Pais, que ya antes patentó superconductores a temperatura ambiente y un avión de aspecto parecido a un ovni que utiliza tecnología antigravedad.»Si suena a ciencia ficción, es porque es algo así», asegura Ariel Cohen, autor del artículo.

¿Un ‘sol’ artificial?
La Marina estadounidense asegura que el nuevo modelo puede generar enormes cantidades de energía mediante el uso de fusores dinámicos giratorios, dispositivos que mantienen estable el plasma nuclear de una forma que pretende imitar a la masa del sol. Asimismo, la patente también establece que la reacción de fusión resultante generaría una ganancia de energía neta, algo inédito para reactores de fusión artificiales.

Una planta grande de energía nuclear produce alrededor de 1 gigavatio de energía, lo que sirve para abastecer unos 700.000 hogares estadounidenses. El modelo de Cezar Pais podría producir desde más de 1 gigavatio, hasta 1 teravatio de energía, con solo 1 megavatio.

El nuevo CFR mide entre 0,3 y 2 metros de diámetro, por lo que podría utilizarse para generar energía tanto en un escenario pacífico como en un contexto de guerra, ya que puede ser transportado en barcos, aviones o tanques. Si funciona, podría reemplazar a los reactores nucleares de fisión utilizados en casi 150 buques de guerra, la mayoría de los cuales operan bajo el rango de 100 megavatios.

«Revolución tecnológica»

«Sería un gran logro, no solo para la Marina de EE.UU., sino para todo el planeta», asegura Cohen, que augura una eventual «revolución tecnológica similar al descubrimiento de la máquina de vapor a base de carbón». Además, recalca que este CFG «sería seguro y sin emisiones».

Al Ejército de EE.UU. no le faltan los competidores en esta carrera por la supremacía energética. Por un lado, China está construyendo un reactor de prueba de ingeniería de fusión llamado CFETR que tiene previsto poner en marcha durante la próxima década. Mientras tanto, Corea del Sur se halla inmersa en el proyecto KSTAR, un tokamak que alcanzó un récord de 70 segundos de operación con plasma.

Por otro lado, existe el Reactor Experimental Internacional Tokamak (ITER), un megaproyecto que se desarrolla en Francia desde 2010 con financiación de EE.UU., Rusia, China, Japón, Corea del Sur y la India, y con la participación de otra treintena de naciones. Su objetivo es producir alrededor de 500 megavatios de energía de fusión de manera limpia para, de esa manera, hacer frente al cambio climático.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído