Los investigadores creen que la nueva tecnología podrán implementarse a pequeños robots para dotarles de mayor independencia

Los científicos chinos crean unas ‘alas de mariposa’ robóticas que vuelan por el sol

Los científicos chinos crean unas ‘alas de mariposa’ robóticas que vuelan por el sol
Las ‘alas de mariposa’ robóticas PD

Los científicos chinos han dado un importante salto tecnológico. Los investigadores han diseñado unas ‘alas de mariposa’ artificiales que funcionan con el sol y que, según prevén, podrán implementarse a pequeños robots para dotarles de mayor independencia. ¿Dónde radica su secreto?, en los actuadores accionados por luz, dispositivos que convierten la luz directamente en trabajo mecánico.

A pesar de que son inalámbricos y fáciles de controlar, aún cuenta con un amplio margen de mejora, ya que generalmente requieren una fuente de luz de alta intensidad que se pueda encender y apagar, o hardware adicional. Ningyi Yuan, Jianning Ding y sus colegas de la Universidad de Changzhou querían desarrollar una película flexible que pudiera convertir la luz solar natural en un movimiento de aleteo, sin la necesidad de hardware adicional.

Para hacer su dispositivo, que llamaron un ala flexible de mariposa biológica (FBBW), los investigadores recubrieron una delgada lámina de polímero con una película metálica nanocristalina. Cuando el equipo fijó un extremo de la tira de FBBW a un soporte y la iluminó con luz solar simulada, la temperatura de la tira aumentó y el extremo libre se curvó debido a la gran diferencia en la expansión térmica entre las capas de metal y polímero.

Posteriormente, la parte curva del FBBW sombreó la capa metálica debajo, haciendo que la temperatura bajara y la tira se desplegara. Los ciclos continuos de flexión y despliegue produjeron un movimiento de aleteo que podría exceder la frecuencia de las alas de mariposa reales.

El equipo demostró el FBBW en un molinete y velero impulsado por la luz, y en un dispositivo que convirtió la luz solar en una corriente eléctrica. Algún día podría usarse en robots animales voladores, entre otras aplicaciones, dicen los investigadores, que publican resultados en ‘ACS Applied Materials & Interfaces’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído