Muestra a tu familiar fallecido sonriendo, parpadeando o moviendo la cabeza

‘Deep Nostalgia’: la herramienta de Internet que te permite resucitar a tus parientes muertos

El entierro de una persona cuesta de media unos 3.500 euros en España

'Deep Nostalgia': la herramienta de Internet que te permite resucitar a tus parientes muertos
PD

Es escalofriante. Casi tenebroso, pero hay gente para todo y cada día inventan algo nuevo.

En cualquier caso, aconsejamos a nuestros lectores que tengan prudencia, porque esto de ‘Deep Nostalgia’ te puede dejar tocado.

La plataforma genealógica MyHeritage ha desarrollado una herramienta online, que permite animar fotos y crear una representación realista de cómo una persona habría sonreído, parpadeado o movido la cabeza.

En otras palabras: los vuelve a la vida, tirando de una simple foto, como si se tratara de un video.

La función Deep Nostalgia utiliza la tecnología ‘deepfake’, que permite editar videos falsos reemplazando la cara de una persona por otra.

Incluye una serie de videos ya preparados, en cada uno de los cuales fue captada una secuencia fija de movimientos y gestos. Cuando alguien sube una foto para el procesamiento, el sistema elige un video y lo integra con la imagen.

«Usted tendrá ‘un momento wow’ cuando vea que una preciosa foto familiar vuelve a la vida con Deep Nostalgia», explica Gilad Japhet, fundador y jefe ejecutivo de MyHeritage, citado por USA Today.

«Ver cómo las caras de nuestros amados antepasados vuelven a la vida en una simulación de video, nos permite imaginar cómo podrían haber sido en la realidad y proporciona una nueva y profunda manera de conectarnos con nuestra historia familiar».

Los usuarios pueden animar hasta cinco fotos gratuitamente. El programa también es capaz de animar varios rostros en una foto, pero no todos al mismo tiempo.

¿Cuánto cuesta morirse en España?

El coronavirus y la ineptitud del Gobierno PSOE-Podemos han provocado al alimón en España la muerte de unas 100.000 personas, según cifras del propio Instituto Nacional de Estadística (INE).

El socialista Pedro Sánchez, el podemita Iglesias y sus compinches ocultan todavía 30.000 cadáveres, pero de eso no va esta nota, sino de lo que cuesta de verdad dar sepultura a los fallecidos.

La muerte de un ser querido es, seguramente, el mayor golpe psicológico que puede recibir un ser humano. No existe nada comparable. Pero, además del brutal impacto emocional, el fallecimiento de un familiar acarrea otros problemas añadidos.

De hecho, organizar un sepelio puede suponer un trastorno tanto a nivel económico como de papeleo.

¿Cuánto cuesta de media?

El entierro de una persona cuesta de media unos 3.500 euros en España, según un estudio de la Organización de Consumidores (OCU). No obstante, puede salir por el doble, ya que varía según la localidad y todo lo que se contrate.

En Madrid, una de las CC AA donde morirse sale más caro, un servicio mínimo de entierro o incineración cuesta unos 1.900 euros, pero un sepelio completo cuesta entre 5.500 y 7.000 euros.

Según un sondeo del comparador Rastreator, el 83% de los españoles cree que los gastos de un funeral son muy altos. Y ello pese a que el 39,5% no sabría decir a cuánto asciende el desembolso por un entierro.

¿Qué incluyen los gastos?

La empresa funeraria contratada se encarga de diferentes servicios. Una incineración o un entierro mínimo incluye el féretro, la recogida y traslado del cuerpo, el coche fúnebre, la tramitación de la documentación, el centro de flores y la preparación estética del cadáver.

Uno completo incluye, además, el velatorio 24 horas, la corona de flores, servicios religiosos, sábana sudario y traslado hasta 50 kilómetros (generalmente).

Las esquelas en periódicos y murales, mesa de firmas y servicios musicales suelen ir como gasto a parte.

El féretro, arca o ataúd es lo más caro

De los costes del servicio funerario, el féretro, arca o ataúd es el apartado más caro, según la OCU. Un modelo común, sin lujos especiales, cuesta entre 600 y 2.600 euros, pero la media ronda unos 1.200 euros.

El precio del cementerio y, en ocasiones, el del tanatorio suelen responder a tasas municipales o de alguna entidad ajena, y también engrosan mucho la cuenta.

El alquiler del tanatorio por 24 horas (es habitual que sean hasta 36 horas) cuesta algo más de 500 euros.

La inhumación

El servicio de inhumación, con alquiler de un nicho, tiene un precio que varía mucho según de qué provincia española se trate: la media ronda los 600 euros, pero puede rozar los 2.000 euros, como en Madrid.

Sí. Según aseguran desde diferentes funerarias, el gasto por el fallecimiento de una persona a causa de la Covid-19 puede suponer un desembolso extra de hasta 500 euros.

El motivo es el coste del sudario en el que se debe introducir el cadáver, así como los EPI (equipos de protección personal) que han de usar los trabajadores, la desinfección y el tratamiento de residuos.

¿En qué provincias resulta más caro morirse?

Las tres provincias que lideran el ranking de UNESPA (patronal del seguro) de lugares más caros en relación a los costes asociados a la muerte son Girona (cuesta un 29% más que en el conjunto del país) , Madrid (un 27% más) y Barcelona (casi un 21% más). Les siguen Lérida (+19%) y Huesca (+15%).

Por contra, las provincias donde resulta más barato morirse son Zamora (casi un 40% menores que la media española), Santa Cruz de Tenerife (-36%), Palencia (-29%), Soria (-27%) y Cuenca (-26%).

En cuanto a las ciudades, Madrid, Vigo y Valencia son las ciudades de más de 250.000 habitantes de España donde es más caro fallecer, según el estudio elaborado en 2018 por Estamos Seguros (UNESPA).

Mientras que hay también grandes ciudades donde este gasto es inferior a la media del país: Bilbao, Murcia, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba y Málaga son las urbes donde los gastos son menores.

El conocido como ‘seguro de los muertos’ es un producto exclusivo de España (en el resto de países se paga una indemnización por la muerte, pero no te organizan todo el entierro).

En España, casi 22 millones de personas tenían contratado un seguro de decesos en 2018, es decir, el 47%. Solo lo supera el del automóvil y el hogar.

El coste de la póliza es diferente en función de la edad de los asegurados, la provincia y los servicios contratados: la media ronda los 100 euros anuales.

ATENCIÓN: PINCHA EN ESTE ENLACE, SI QUIERES PROBAR LA APLICACIÓN

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído