Tecnología
Jeff Bezos RS

Si tomo tres decisiones buenas por día, es suficiente (Bezos vs. Rockefeller: ¿Sabes cuál de los dos es realmente el hombre más rico de la historia moderna?).

¡Warren Buffett dice que se queda conforme si toma tres decisiones buenas por año!", dijo Jeff Bezos ante un público de 1.400 personas que asistió el jueves 13 de septiembre a un evento del Club Económico de Washington DC (El multimillonario Jeff Bezos, fundador de Amazon, tiene planes concretos para colonizar la Luna ).

"Si durmiera menos, podría tomar más decisiones. Pero no valdría la pena".

La clave es que sean buenas, según infobae.

Una conversación de más de una hora con el multimillonario y filántropo David Rubenstein, director de la institución, se convirtió en una serie de lecciones sobre vida y liderazgo del fundador y CEO de Amazon, que llegaron al pasado más remoto de su éxito.

"A ustedes les cuesta acordarse, pero para mí es como si hubiera sido ayer cuando yo mismo llevaba los paquetes al correo, y esperaba alguna vez poder comprar una grúa horquilla".

Entonces Amazon tenía cinco empleados, evocó; ahora tiene 500.000. Y en ese proceso, que lo convirtió en el hombre más rico del mundo, fue tomando las decisiones de a pocas por día y "con el corazón, la intuición, el instinto, no el análisis" (Jeff Bezos es el hombre más rico del mundo y Amancio Ortega cae a la sexta posición).

"Si pueden tomar una decisión mediante análisis, deberían hacerlo. Pero en la vida, las decisiones más importantes siempre se toman con el instinto y la intuición".

Bezos aceptó la invitación de Rubenstein —quien es, además, cofundador del fondo de inversiones The Carlyle Group— porque estaba en la ciudad de Washington: había ido para inaugurar una expansión de la redacción de The Washington Post, que compró en 2013, en la que ahora trabajarán 850 periodistas y 350 ingenieros.

Aludió, por eso, a los comentarios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sobre la prensa. "Es realmente peligroso demonizar a los medios", dijo. "Es peligroso decir que son el enemigo del pueblo".

A ninguna figura pública le gustaron jamás los titulares sobre su trabajo. "Está bien, es parte del proceso", agregó.

"Lo que el presidente debería decir es 'Está bien así, me alegra que me escudriñen'. Eso nos daría seguridad y confianza".

Sobre sus prácticas cotidianas, Bezos dijo que nunca organiza una reunión para antes de las 10 de la mañana.

"Me acuesto temprano y me levanto temprano. Me gusta perder el tiempo en la mañana. Me gusta leer el diario, me gusta tomar café, me gusta desayunar con mis hijos antes de que vayan a la escuela".

Prefiere las reuniones "de alto coeficiente intelectual", como las llamó, antes del almuerzo.

"Si algo va a ser mentalmente demandante, es una reunión a las 10. Y a las 5 de la tarde ya digo 'No puedo pensar en eso hoy. Probemos mañana a las 10 de la mañana".

Bezos contó que duerme ocho horas: "Es una prioridad".

"Pienso mejor. Tengo más energía. Mi ánimo mejora. Como ejecutivo superior, a uno le pagan para tomar una pequeña cantidad de decisiones de alta calidad. El trabajo no consiste en tomar miles de decisiones cada día. ¿Valdría la pena si la calidad de esas decisiones fuera menor porque uno está cansado o malhumorado?".

Para hablar de la importancia del nombre de una empresa, recordó que originalmente quiso llamar Cadabra —como en abracadabra— a su startup. Pero cuando hablaba por teléfono con el abogado que haría los trámites de creación de la firma, el hombre entendió que el nombre sería "Cadáver".

En un segundo, Bezos supo que necesitaba un Plan B: "Okey, ese no va a funcionar", se dijo. Tres meses más tarde había dado con Amazon:

"El río más grande de la Tierra, la selección más grande de la Tierra".

Al comienzo Amazon vendía libros, música y videos. Pensando en una expansión, Bezos envió un correo electrónico a 1.000 clientes, al azar, en el que les preguntó qué cosas les gustaría comprar en el sitio. La mayoría contestó lo que necesitaba en el momento: limpiaparabrisas, por ejemplo; un carrito para bebés, auriculares, desodorante.

"De esta manera", pensó, sobre el e-commerce, "podemos vender cualquier clase de cosas".

Bezos anunció también la creación del nuevo Fondo Primer Día (Bezos Day One Fund), que comienza con USD 2.000 millones y tiene por fin ayudar a familias sin hogar y formar una nueva red de preescolares en lugares de bajos ingresos.

"Lo que principalmente nos hizo exitosos es habernos centrado obsesiva, compulsivamente en el cliente, en lugar de el competidor. Nos vamos a centrar obsesiva, compulsivamente, en los niños. Vamos a ser científicos cuando se pueda. Y vamos a poner el corazón y la intuición".

Por último, confesó el asombro que todavía le causa ser llamado "el hombre más rico del mundo"

A lo largo de su vida se había imaginado otros títulos para sí mismo: "Entendería más si me llamaran 'el inventor Jeff Bezos', o 'el emprendedor Jeff Bezos', o 'el padre Jeff Bezos'. Esa clase de cosas son mucho más importantes para mí".

VÍDEO DESTACADO: Amazon hace en 13 minutos su primer delivery exitoso con un drone