La empresa más famosa de la red hace curiosas entrevistas de trabajo

¿Sería usted un buen candidato para trabajar en Google?

Para entrar a trabajar en esta institución no sólo miden tus conocimientos

¿Sería usted un buen candidato para trabajar en Google?
Google Instant. GG

Trabajar en Google parece que no solo requiere de conocimientos. También el ingenio resulta fundamental para superar las primeras fases de la entrevista de trabajo. The Wall Street Journal ha tenido acceso a peculiares preguntas que le pueden hacer a un candidato durante el proceso de selección, tal y como recogían esta semana desde Portaltic.

Las preguntas, en su mayoría, son como acertijos que buscan respuestas que denoten creatividad, originalidad y rapidez mental, algo poco sencillo si se tienen en cuenta algunos de los ejemplos ‘pregunta-respuesta’ que han sido publicados estos días. Por lo general, Google no busca una respuesta absoluta, sino que prefiere que el candidato muestre procesos de razonamiento y creatividad. La compañía, en función de los puestos, busca que los entrevistados muestren ideas claras y capacidad para reflexionar sobre un tema, siempre dentro de una lógica.

He aquí algunos de los ejemplos:

«Le han reducido al tamaño de una moneda de cinco centavos y le han arrojado una batidora. Su masa corporal se reduce proporcionalmente a su densidad. Y las palas de la batidora empiezan a moverse en 60 segundos. ¿Qué haría usted?». Aquí, la palabra «densidad» es la clave sobre la que debe de reflexionar el entrevistado.

Otra pregunta curiosa es la siguiente: «Un hombre empuja su coche a un hotel y pierde su fortuna. ¿Qué ha pasado?». A esta, uno de los candidatos respondió: estaba jugando al monopoly. ¿Es la repuesta más adecuada? Con ella se demostrarían cualidades antes demandadas, como rapidez mental, originalidad y sentido del humor. Sin embargo, quizá Google busca, además de eso, algo más de razonamiento. Según señalan, es posible que la mejor opción sea comenzar por «depende». De esta manera, el entrevistado puede ganar tiempo y argumentar su respuesta, con lo que Google puede comprobar cómo piensa el candidato, cómo razona y si se adapta a la forma de trabajar y pensar en la compañía.

Otros ejemplos no buscan respuestas concretas: para esto, Google puede pedir a los candidatos que «diseñen un plan de evacuación para San Francisco» o que «usen el lenguaje de programación para describir a un pollo», o que expliquen «la ecuación más bella que jamás hayan visto».

En resumen, todas estas preguntas y sus casi infinitas respuestas tienen como objetivo encontrar no al candidato más preparado, sino al candidato que más se adapta a la mentalidad y filosofía Google.

Una tarea nada sencilla. Sólo uno de cada 130 aspirantes en las pruebas de selección consigue un puesto de trabajo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído