Cada usuario tiene una dirección electrónica donde guarda sus ahorros

China prohíbe a las instituciones financieras las transacciones en bitcoins

Una moneda sin bancos centrales que la respalden, sin autoridades que la supervisen y basada exclusivamente en la confianza de los usuarios

El PBOC, banco central de China, ha prohibido el uso del bitcoin en transacciones de compañías financieras. La entidad ha aclarado que «no es una divisa».

La subida que ha registrado el bitcoin en las últimas semanas se debe a su popularidad entre inversores chinos, según expertos en esta divisa.

Cerca de 1,8 millones de bitcoins se comercializaron en BTC China en noviembre, la plataforma con el mayor volumen de comercialización en el mundo, de acuerdo con estadísticas recabadas por bitcoincharts.com.

QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA

Se llama bitcoin  y no podrá pagar una caña con ella en el bar de la esquina, a no ser que viva en cierto barrio de Berlín donde un puñado de comercios ya la aceptan. Es una moneda digital que nació en su día para Internet, pero que ya está dando el salto a la calle.

Sin bancos centrales que la respalden, sin autoridades que la supervisen y basada exclusivamente en la confianza de los usuarios.

Como explica con detalle Carlos Manuel Sánchez en XL Semanal, se trata de una moneda que usted mismo puede fabricar y por la que ya se apuestan millones en Wall Street y Silicon Valley. Pero ¿por qué triunfa bitcoin? ¿Cuál es el secreto para que una moneda antisistema sea adoptada por el sistema? ¿Acaso estamos ante una revolución?

Para entenderlo, hay que empezar por definir lo que es el dinero.

«Los billetes no tienen valor porque tengan respaldo de bancos centrales. Tienen valor porque la gente quiere que lo tenga. Para que algo sirva como método de pago, lo único que hace falta es que una persona lo acepte como tal. Si puedes entrar a Mercadona y pagar con bolígrafos, pues vale. Una autoridad central lo que hace no es otorgar respaldo, sino confianza.

Antes, la confianza venía dada por el oro y plata que guardaba el Banco Central; ahora, por la capacidad del Estado de pagar sus deudas explica Arturo Quirantes, profesor de Física de la Universidad de Granada, en la web Naukas. Si consiguiésemos un sistema descentralizado del que la gente se fíe, podremos establecer una moneda para hacer pagos».

De eso se trata bitcoin, una moneda que usa la criptografía para garantizar la seguridad. Cada usuario tiene una dirección electrónica donde guarda sus ahorros, que puede transferir a la dirección de otro usuario de manera anónima, realizando así un pago.

Todas las transacciones quedan registradas en un libro de contabilidad global con el fin de evitar que cualquier listillo utilice los mismos bitcoins para realizar varios pagos.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído