Debe exigir al gigante de la Red que separe su buscador de sus otras actividades para que no dé prioridad en los resultados a sus servicios

Berlín pide a Bruselas que le corte a Google las alas en las prácticas de dominio

Las autoridades creen que le dan una posición monopolística

Berlín pide a Bruselas que le corte a Google las alas en las prácticas de dominio
Google. PD

La Unión Europea empieza a plantar cara a Google y otras compañías tecnológicas no solo por sus prácticas fiscales sino también por aquellas relacionadas con el negocio y que las autoridades creen que les dan una posición monopolística.

La Eurocámara viene de aprobar una resolución en la que insta a la Comisión Europea a exigir al gigante de la Red que separe su buscador de sus otras actividades para que no dé prioridad en los resultados a sus servicios.

En la misma línea, el Gobierno alemán ha enviado al Ejecutivo comunitario una carta en la que le urge a fijar reglas que, entre otras cosas, impidan a Google hacer esa discriminación en sus búsquedas y garanticen que los usuarios saben qué hacen estas empresas con sus datos personales.

La misiva, remitida el pasado noviembre y a la que ha tenido acceso ABC, está firmada por los ministros alemanes de Economía, de Interior, de Justicia y de Infraestructura Digital, y se dirige a los nuevos comisarios europeos de Economía Digital, de Mercado Digital Único, de Justicia y de Competencia.

El documento

El documento, de 11 páginas, insta al Ejecutivo de Jean-Claude Juncker a desarrollar, dice, «un marco regulatorio digital» y a consagrar unos principios que eviten los abusos de posición dominante y garanticen «la competencia leal en la era digital».

En línea con la resolución del Parlamento europeo de la semana pasada, Alemania, que ya había exigido a Google que desvele el algoritmo de su motor de búsqueda, pide ahora también remedios para que evitar que los buscadores con una posición de mercado dominante «den injustamente preferencia a los enlaces a sus propios servicios en sus búsquedas», relegando a la competencia a un segundo plano.

Además, Berlín llama a impedir que estas plataformas usen el contenido original elaborado por otras web sin autorización, en referencia a Google News y cómo reproduce gratuitamente la información de los medios de comunicación. De hecho, los editores europeos se han sumado a esta batalla, y sobre todo los españoles, que a través de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) han impulsado una tasa para que Google les compense por usar sus contenidos.

Tan en serio parece tomarse Merkel este asunto que el Ejecutivo germano informa en su carta de que los ministerios de Economía de Alemania y de Francia han creado un grupo de trabajo conjunto que ya ha hecho algunas sugerencias al respecto.

Ese equipo habla de imponer disposiciones reglamentarias a esas plataformas dominantes, algunas derivadas de las actuales leyes antimonopolio y otras nuevas, que obliguen a Google y los demás gigantes de internet a «mostrar ofertas comerciales de la competencia sin cargos y proporcionar el acceso sin discriminación a todos los contenidos y con controles eficaces que eviten los abuso».

Del mismo modo, el grupo francoalemán propone fijar un principio de «neutralidad de las plataformas» que garantice la interoperabilidad entre plataformas, sistemas operativos y aplicaciones. Esto es, que por ejemplo y a diferencia de lo que ocurre ahora, un usuario que pase de Iphone a Android no pierda contenidos de su móvil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído