El coste neto del servicio universal de telecomunicaciones bajó un 33% en 2012, hasta 21,4 millones

El coste de prestar el servicio universal de telecomunicaciones alcanzó los 21,4 millones de euros en 2012, un 33% menos que el año anterior, según estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que recuerda que Telefónica y TTP (Cabitel, empresa del Grupo Telefónica) fueron las empresas designadas para prestar el servicio universal en España aquel año.

En el ejercicio 2012 se incluye por primera vez el acceso de banda ancha de un mega en el servicio universal, aunque su impacto sobre los costes ha sido limitado, según la CNMC.

Competencia calcula que el coste de dar el servicio universal en zonas no rentables ascendió a 22,3 millones de euros en 2012, mientras que el coste derivado de los usuarios con tarifas especiales y de los usuarios con discapacidad fue de 10,5 millones y 11.369 euros, respectivamente. Por su parte, el coste neto directo del servicio universal relativo a cabinas en 2012 alcanzó los 400.756 euros.

Del coste del servicio universal se deben restar los beneficios no monetarios, que en 2012 totalizaron 11,78 millones de euros. La CNMC señala que Telefónica y TTP obtuvieron beneficios «intangibles» por prestar el servicio universal, relacionados con su imagen de marca, la ubicuidad, el ciclo de vida de los clientes y la publicidad y exposición de logo en las cabinas.

El servicio universal de telecomunicaciones garantiza que todos los usuarios puedan tener acceso a la red telefónica pública fija desde cualquier ubicación geográfica y a un precio asequible, entre otros elementos.

La CNMC calcula anualmente el coste de prestar el servicio universal. España es, junto con Francia, uno de los pocos países de Europa en los que se realiza un cálculo anual del coste del servicio universal y se reparte el coste entre los operadores de telecomunicaciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído