Yoigo atenúa la caída de ingresos a junio, con un descenso del 1,3%, y mejora la rentabilidad un 116%

Yoigo ha cerrado el primer semestre del año con unas ventas de 3.768 millones de coronas suecas (404 millones de euros a tipos de cambio actual), lo que supone un 1,3% menos en moneda local (un 2,9% menos a tipos de cambio constante), y mejora la rentabilidad en términos de Ebitda un 116% hasta junio.

El consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet, ha explicado en declaraciones a Europa Press que la compañía ha atenuado la caída de ingresos en términos agregados en el semestre gracias a la mejora de facturación del segundo trimestre (+5,3%), frente a la disminución del 7,4% del trimestre precedente, tras decidir invertir parte de la rentabilidad en captación de clientes.

En lo que se refiere a la rentabilidad, la firma ha logrado un beneficio bruto de explotación (Ebitda), excluyendo elementos no recurrentes, de 256 millones de coronas suecas (27,45 millones de euros) en el primer semestre, lo que supone un crecimiento del 116% en moneda local (un 125% más a tipos de cambio constante).

El directivo ha explicado, que como en el primer trimestre se mejoró «mucho» el Ebitda, Yoigo decidió reinvertir parte en captación de usuarios para «dar un empujón» a la cartera de clientes y mejorar así la facturación.

«El segundo trimestre ha sido especialmente bueno, ya que recuperamos la senda de crecimiento en facturación e ingresos, con una mejora del 5,3%, aumentamos la cartera de clientes de postpago y aumentamos ligeramente el ingreso medio por cliente (ARPU) en un 1%», ha indicado el directivo.

En el segundo trimestre, el cuarto operador con red propia en alcazó unas ventas de 1.917 millones de coronas suecas (206 millones de euros), un 5,3% más en moneda local (un 8,1% más a tipos de cambio constante), pese a que el Ebitda se redujo un 21% en moneda local (un 17,7% en tipos de cambio constante), hasta los 163 millones de coronas suecas (17,49 millones de euros).

«El menor Ebitda del segundo trimestre es puntual, mientras que el aumento de facturación es recurrente, ya que el cliente se va a quedar, con la tasa de churn (tasa de cancelación de clientes) que tenemos, cinco años», ha puntualizado.

PIERDE 44.000 CLIENTES EN EL SEMESTRE

La filial española de la operadora nórdica TeliaSonera cerró el semestre con 3,433 millones de clientes, frente a los 3,477 millones de usuarios a junio de 2014, lo que supone una caída del 1,3% (44.000 clientes menos).

En concreto, de abril a junio la compañía perdió 30.000 clientes totales, pese a que añadió 45.000 suscriptores de pospago, lo que se debió, en parte, a la limpia de clientes de prepago tras el cambio en la metodología de recuento de usuarios por parte de la matriz, que solo contabiliza a los usuarios medios activos en los últimos 90 días.

«No tiene sentido que esté en cartera un cliente que no factura. A pesar de la caída en usuarios totales hemos crecido un 1% en ingreso medio por cliente, lo que está muy bien porque los competidores caen en dos dígitos en ARPUs promedio», ha apuntado.

TARIFAS AGRESIVAS

El directivo ha explicado que la firma va a cambiar la tarifa ‘SinFin’, que a partir del el 31 de agosto ya no formará parte de sus ofertas tal y como estaba previsto, aunque los clientes que ya la han contratado (400.000 usuarios) o los que lo hagan hasta finales de agosto mantienen las condiciones.

«La cambiaremos por una que se adapte mejor al cliente, pero seguirá siendo agresiva y tremendamente competitiva, ya que eso forma parte del ADN de la compañía», ha explicado el directivo, que recordó que seguirán balanceando el Ebitda con la facturación y el ritmo de captación de usuarios en los próximos dos trimestres.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído