Tim Cook rechaza la orden de una juez al considerar que es un "paso sin precedentes"

Apple niega al FBI acceso al iPhone del asesino islámico de San Bernardino

Dice el capo d ela multinacional que la investigación policial "amenaza la seguridad" de sus clientes

Apple niega al FBI acceso al iPhone del asesino islámico de San Bernardino
Tim Cook, durante la presentación del iPhone 5. EP

El aparato fue hallado por los agentes en el vehículo en el que Farook, de nacionalidad estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, pakistaní, huían de la Policía cuando fueron abatidos

Una juez federal de Estados Unidos ha ordenado a Apple que ayude al FBI a desbloquear y acceder al teléfono iPhone usado por uno de los dos autores del tiroteo de diciembre en San Bernardino (California), en el que murieron 14 personas.

Los investigadores creen que el iPhone contiene información que puede resultar crucial para las pesquisas. La compañía se opone a la orden, que define «un paso sin precedentes» y que considera «una amenaza para la seguridad» de sus clientes.

De acuerdo con la orden emitida por la magistrada Sheri Pym, Apple deberá proveer al FBI de «asistencia técnica razonable» para acceder al dispositivo móvil.

Lo que fundamentalmente se traduce en «piratearlo» para desactivar el sistema de seguridad que elimina los datos del teléfono si no se introduce el código correcto tras varios intentos.

Si Apple logra desactivar esta función, los investigadores federales podrán probar tantas combinaciones como sean necesarias para el código se seguridad personal del iPhone sin miedo a que se pierdan los datos y, cuando den con la correcta, acceder al móvil y a toda la información que éste contenga.

El gigante tecnológico asegura que ha colaborado estrechamente con la investigación del caso San Bernardino y que ha puesto a sus ingenieros a disposición del FBI. Apple, sin embargo, asegura que la petición del Gobierno de EEUU va más allá.

«Nos han pedido algo que simplemente no tenemos y que consideramos demasiado peligroso crear: construir una puerta trasera para el iPhone», explica la compañía en un comunicado.

La compañía liderada por Tim Cook remarca que el FBI quiere que Apple haga una nueva versión del sistema operativo de iPhone, eludiendo varias características de seguridad importantes para instalarlo en el iPhone del supuesto autor del tiroteo.

«En las manos equivocadas, ese software -que no existe hoy en día- tendría el potencial de desbloquear cualquier iPhone que esté en posesión física de otra persona», dice Apple.

El teléfono lo utilizaba Syed Farook, uno de los autores de la matanza, aunque es propiedad de su empleador, la administración del condado de San Bernardino, que ya ha dado su consentimiento para el registro.

El aparato fue hallado por los agentes en el vehículo en el que Farook, de nacionalidad estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, pakistaní, huían de la Policía cuando fueron abatidos.

El pasado 2 de diciembre, Farook y Malik, presuntos seguidores del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés), atacaron un centro de asistencia para discapacitados en San Bernardino, mataron a catorce personas e hirieron a más de veinte en un atentado que los investigadores del FBI vinculan con el extremismo islamista.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído