Configura tu router a través de 192.168.1.1

Configura tu router a través de 192.168.1.1
Wifi

Gran parte de los internautas desconocen la existencia de una dirección en la que se gestionan las velocidades de bajada y subida de la banda ancha de tu internet, además muchas otras cosas que competen al control del router de tu servidor de red. La dirección a la que nos referimos es 192.168.1.1, o también 192.168.0.1. A continuación, explicaremos muchas de las utilidades que brinda la dirección y la manera correcta de usarlo para la configuración de nuestro router. Este rango es de carácter privado y en efecto, las direcciones que empiecen desde 192, deberían estar reservadas para las redes privadas. De forma más precisa, las direcciones que empiezan con este rango numérico, están asociadas a routers de tipo VDSL, ADSL y FTTH de fibra óptica.

Configura tu router a través de 192.168.1.1

Estas direcciones son una puerta de enlace entre nuestro router y el PC. En otras palabras, nos sirve para la configuración de los datos del router de manera general, podemos abrir puertos, cambiar el nombre, actualizar el Firmware y modificar la contraseña de la red Wi-Fi, además de otras cosas. Para acceder al router es bastante sencillo, solamente debe entrar a la barra de direcciones del navegador y escribir el número 192.168.1.1, en otras ocasiones puede sustituir el primer uno de izquierda a derecha, por un cero, quedando el número 192.168.0.1.

Al escribir el número en la barra de direcciones debería abrirse una pantalla con acceso al panel de control de nuestro router que pedirá un nombre de usuario y una clave que nos podrá identificar como los dueños del router. Normalmente, este nombre de usuario y contraseña están impresos en el equipo de Wi-Fi o Internet por cable. En caso de no funcionar ninguno de los números anteriores, deberán investigar cuál es su puerta de enlace.

Para saberlo, debe ir a «ejecutar» en Windows, y escribir ipconfig, ahora bien, si usa Linux o Mac, debería teclear en el terminal ifconfig. De no funcionar, debe averiguar si su servidor de Internet no se conecta a través de un programa o aplicación para poder entrar al router, como por ejemplo lo hace Movistar, que usa el portal Alejandra para acceder a la configuración del router.

En la página tecnología.net, se ofrece información acerca del nombre de usuario y contraseña que suelen ser utilizados. Si no funcionan los que ofrece la página, es posible que alguien haya cambiado la configuración del router, por lo cual deberá restaurarlos como si fueran de fábrica. Para realizar esta tarea deberá apretar un botón que está en la parte posterior del mismo; en algunos routers, dicho botón es accesible solamente mediante un alambre, o algo que se puede introducir por el minúsculo orificio que está en la parte trasera del router.

Una vez dentro de la configuración del router, podrá ver que hay un gran número de opciones que se pueden gestionar. Sin embargo, nuestra recomendación es limitarse, si no entiendes bien de qué trata cada una de las nombradas opciones, ya que si lo configura mal puede quedarse sin acceso a Internet. A continuación, le diremos por qué gestionar algunas características básicas de su equipo de Internet.

El cambio de la contraseña y nombre de usuario de la red Wi-Fi es una de las cosas que más hace la gente en los paneles de control de la red. Esto se debe a que la contraseña que traen por defecto los equipos son fácilmente hackeables. También es muy útil cambiar los nombres de las redes en caso de ser un comercio, ya que los clientes que vengan a éste podrán identificar su red mucho más fácil. Si ha tenido dispositivos añadidos previamente a su red Wi-Fi, una vez que cambie el nombre y la contraseña, deberá volverlos a configurar para que puedan conectarse.

Para las empresas, es conveniente la apertura y cierre de puertos, ya que por medio de estos canales recibe datos desde la terminal de Internet. En un tema de seguridad, la importancia de mantener los puertos abiertos o cerrados. Por otro lado, ciertas aplicaciones y videojuegos requieren de la apertura de algunos puertos específicos que en ocasiones no están autorizados por defecto en los routers.

Saber quién se ha conectado a tu Wi-Fi es conveniente para identificar posibles intentos de robo de señal, ya sea de parte de los vecinos o negocios cerca de su local que quieran aprovecharse de servicio que usted está pagando. Si ha notado que su conexión ha reducido su velocidad, tal vez se deba a que un intruso ha entrado a su red sin permiso y está descargando datos a diestra y siniestra. De ser una conexión notificada, puede también, dentro de las configuraciones de velocidad de bajada y subida de datos por segundo, determinar la velocidad que consumen las conexiones en su red Wi-Fi, por lo que deberá averiguar a qué IPs están afiliadas las conexiones a la que se desee limitar su velocidad de bajada o subida. Estas son solo unas de las opciones más habituales en la dirección 198.168.1.1, pero como ya se mencionó, pueden realizarse mucha más tareas, todo dependerá de su nivel de conocimiento en el área de redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído