Cellnex prevé un ejercicio de 2016 continuista y un Ebitda de 280 millones

Cellnex Telecom prevé que el ejercicio de 2016 tenga una evolución continuista, consolidado los resultados cosechados este semestre, digiriendo operaciones realizadas a la vez que seguirá monitorizando el mercado europeo occidental para estudiar nuevas opciones.

El director financiero de Cellnex, José Manuel Aisa, ha valorado los resultados del primer semestre –con un beneficio neto de 24 millones, un 33,3% más- y ha constatado que van en la línea de lo esperado por el mercado, dando los pasos en la correcta dirección para afianzarse como operador de alcance europeo.

Los ingresos en este periodo han escalado hasta los 338 millones, un 18% más, y el Ebitda aumentó un 16,5%, hasta los 134 millones, con la previsión, según ha apuntado Aisa, de alcanzar al cierre del 2016 un Ebitda de 280 millones de euros.

Asimismo, la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones, que este 20 de junio ingresó en el Ibex 35, mantendrá el foco activo en la Europa continental para analizar más operaciones de interés, en varios países, como pueden ser Reino Unido, Irlanda o Portugal, entre otros.

Durante este segundo trimestre, Cellnex ya ha anunciado tres adquisiciones por 208 millones, que han permitido reforzar su presencia en Italia (compra de CommsCon), Holanda (261 emplazamientos de Protelindo) y Francia (la integración de hasta 500 emplazamientos con Bouygues Telecom).

A 30 de junio, Cellnex Italia aporta un 34% de los ingresos totales de la compañía y, a pesar que la fallida operación de Inwit, filial de Telecom Italia, el mercado italiano sigue siendo atractivo, según Aisa, que ha afirmado que puede jugar un papel como cuarto operador.

Sobre la estructura financiera, ha recordado que el balance se ha ido desapalancando poco a poco, el Ebitda se convierte en caja en alta proporción, con un nivel de endeudamiento relativo a la baja.

La deuda neta a 30 de junio ha ascendido a los 872 millones de euros, frente a los 927 millones a cierre de 2015, con una reducción del 6%, y la ratio deuda neta/ebitda se situó en 3,3 veces, frente a los 3,7 de diciembre del 2015.

Al cierre del primer semestre, la empresa mantiene una estructura de deuda estable, a largo plazo, con una vida media de 5,6 años, con un coste medio anual del 2,1%, y en un 57% referenciada a tipo fijo.

Standard&Poor’s (S&P) subió a finales de junio la perspectiva del rating ‘BB+’ de Cellnex a positiva desde neutral por la mejora de su Ebitda.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído