Telefónica sigue trabajando para estar preparada para una posible venta en O2

El director de Estrategia y Finanzas de Telefónica, Angel Vilà, ha asegurado que la compañía sigue trabajando para estar preparada para llevar a cabo una desinversión minoritaria en su filial en Reino Unido O2 «cuando exista una oportunidad».

En la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2016, Vilà ha remarcado que la postura de la compañía no ha cambiado desde que en septiembre anunciaran que estaban analizando alternativas para su división en Reino Unido tras el fracaso de la venta a Hutchison, como una venta de una participación a inversores privados o una salida a bolsa, pero manteniendo el control.

«Siguen los preparativos para ejecutar algunas de esas posibles operaciones si las condiciones del mercado lo permiten», ha remarcado el director de Estrategia y Finanzas de Telefónica, quien ha defendido que el grupo tiene el «mejor activo móvil» del Reino Unido.

En este sentido, ha subrayado que desde la victoria del ‘Brexit’ en el referéndum de Reino Unido no ha habido apenas salidas a bolsa y las que se han producido en otoño no va demasiado bien. Además, ha agregado que el actual nivel de la libra «no ayuda».

Asimismo, Vilà ha recordado que a lo largo de este año se celebra en Reino Unido una subasta de espectro «muy importante» de la que todavía están pendiente de conocerse las operaciones.

OPORTUNIDADES DE TELXIUS.

Por otro lado, Vilà ha remarcado que ha incorporado a KKR como socio en Telxius con la reciente venta del 40% por 1.270 millones de euros para impulsar su crecimiento a través de cualquiera de sus dos palancas, el negocio de torres y el de cable submarino, para lo cual han acordado un plan de negocio.

El director de Estrategia y Finanzas de Telefónica ha señalado que en un futuro KKR puede promover una salida a bolsa de Telxius una vez que se haya pasado el periodo de bloqueo, aunque ha remarcado que no existe ningún compromiso en este sentido.

Asimismo, ha recordado que la venta del 40% de Telxius reduce la deuda de Telefónica desde los 48.600 millones de euros hasta los 47.300 millones de euros, a lo que se sumará al resto de iniciativas orgánicas que llevará a cabo la empresa este año para desapalancarse.

En este sentido, ha remarcado que la empresa no descartar plantearse operaciones inorgánicas totales o parciales para reducir deuda, siempre y cuando tenga sentido estratégico y se hagan «al precio correcto», como ha quedado plasmado con la operación de Telxius.

En concreto, ha apuntado que están obligado a estudiar posibles oportunidades de consolidación en los mercados que están presentes e intentar ejecutarlas y financiarlas de las manera que no deterioren los objetivos de endeudamiento y generen caja y sinergias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído