El 38% de los directivos afirman tener un plan en curso para transformar digitalmente sus empresas

La digitalización está cambiando la forma en la que las empresas evolucionan sus modelos de negocio, sus productos y la relación con sus clientes, y sus directivos son conscientes de la necesidad de abordar este cambio, como refleja que un 38% de los ejecutivos aseguran tener un plan en curso para convertir el negocio y trasnformarlo digitalmente.

Esta es una de las conclusiones de la jornada sobre transformación digital para pymes y grandes empresas que han organizado este mes de marzo en Valencia Orange y Samsung y en la que se han dado cita más de 70 asistentes de la zona.

El director de grandes empresas de territorial Levante de Orange, Sergio Riolobos, ha incidido en que la transformación digital no es solo un reto estratégico y ha apuntado que quizás el mayor desafío de la digitalización reside en el reto cultural.

En este contexto, un 57% de las organizaciones ya han incorporado perfiles digitales de alto nivel, como CDO (director digital) o CMOT (director de tecnología de marketing) y solo una de cada tres asegura que alguien diferente al consejero delegado es quien debe liderar la transformación digital.

Sin embargo, los departamentos de gestión del talento tienen aún pendiente generar un modelo de competencias de liderazgo y de capacidades digitales. Así, solo un 25% de las empresas reconoce disponer de este mapa de talento y la mayoría de las empresas sigue teniendo pendiente identificar perfiles intermedios para ejecutar la transformación digital dentro de su negocio.

Por otro lado, Riolobos ha advertido de que existe una brecha de conocimiento y madurez digital, ya que un 17% desconoce cuáles son los modelos ligeros basados en tecnología, y ha señalado que el dato digital es el próximo reto a abordar, dado que solo uno de cada cuatro directivos afirma que el dato digital supone una palanca para la toma de decisiones.

Por sectores, los líderes a la hora de abordar la transformación digital son los servicios financieros y las telecomunicaciones, seguidps por el turimos y el comercio minoristas. Más lentos en este proceso son los sectores de la energía y la educación.

APOYO A LAS EMPRESAS

En el marco de esta jornada, Samsung y Orange han puesto de manifiesto su disposición para acompañar a las empresas en su evolución al mundo digital en lo relativo a las competencias y a tecnologías como el Smart data, el Internet de las Cosas (IoT) o el Big data.

En sentido, han mostrado algunos casos de éxito apoyados en uno de sus principales activos, la red de Orange, cuya propuesta de valor para las empresas tiene como eje una nueva red dedicada en exclusiva para empresas, que garantiza menos concurrencia de usuarios y, por tanto, menor probabilidad de congestión y mayor velocidad, con la consiguiente garantía de continuidad de negocio.

Este servicio presenta unas ventajas «claras» como una mayor calidad de conexión, una reducción del tiempo de espera y la posibilidad de usar distintos dispositivos conectados al mismo tiempo sin que la velocidad se vea afectada. Además, se trata de un servicio escalable, puesto que las velocidades se podrán ir ampliando usando la misma infraestructura.

En el evento, también ha participado Antonio Cantalapiedra, cofundador y consejero delegado de España y Portugal de MyTax, una aplicación que se ha posicionado como una de las mejores para la solicitud de forma gratuita de un servicio de taxi a través del teléfono móvil.

MyTaxi es un claro ejemplo de proceso completamente digitalizado en un sector tan tradicional como el del taxi al poner en el centro de la cadena de valor al cliente final, que sabe lo que ocurre con su solicitud en todo momento: cuándo vas a pedir el taxi, cuándo lo pides y cuándo vas a pagarlo.

Asimismo, también se mostró en la jornada un proyecto que emplea información de teléfonos móviles para medir la afluencia turística, lo que supone un ejemplo de cómo el Big Data puede contribuir de forma eficaz a la transformación digital de la industria turística española.

Con los datos aportados por Orange de otoño de 2014 a julio de 2016, el proyecto ha estudiado el comportamiento de los turistas nacionales e internacionales en la ciudad de Barcelona, con el objetivo de analizar nuevas oportunidades de gestión inteligente de la ciudad para mejorar la infraestructura pública de servicios y transporte.

En concreto, se ha realizado un estudio a nivel micro centrado en la Sagrada Familia, zona en la que se han instalado diversos sensores (cámaras 3D, sensores Wifi) con una precisión más fina, lo que ha permitir obtener los principales trayectos de los visitantes de la Sagrada Familia entre las calles aledañas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído