La CNMC sanciona con 1,7 millones a Nokia por abuso de posición de dominio en una licitación de ADIF

La Sala de Competencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha acordado sancionar con 1,74 millones de euros a Nokia Solutions and Networks Spains por abusar de su posición de dominio en una licitación de sistemas de telecomunicaciones de ADIF.

La multa se impone por una infracción del artículo 2 de la Ley de Defensa de la Competencia y se refiere a una licitación para la prestación de servicios de mantenimiento y renovación de las instalaciones entre las que figuran las telecomunicaciones móviles GSM-R y los sistemas centrales del ‘core’ de Red GSM-R.

Competencia adopta esta decisión en respuesta de una denuncia de la empresa Kapsch Carriercom España. La dificultad para cuantificar la ventaja obtenida por Nokia ha contribuido, junto a otros factores, a que la sanción final haya quedado fijada en un 1% de su volumen de negocio anual en España, equivalente a 174 millones de euros.

El expediente sancionador se incoó a finales de 2015, al detectarse la posible existencia de unos precios no equitativos y discriminatorios en la licitación, así como la negativa injustificada de suministro de un recurso esencial como es el servicio de soporte a la tecnología GSM-R de Nokia instalada en la red ferroviaria gestionada por ADIF en España, necesario para competir en el mercado conexo de mantenimiento de equipos.

La conducta de Nokia, a la vista de la implantación geográfica del operador ferroviario, tiene carácter nacional. La red GSM-R ha sido instalada en los últimos años mediante diversas licitaciones por Nokia, con un 85% del total, y por Kapsch, con el 15% restante.

Hasta la licitación de 2014, el mantenimiento de la red lo realizaba el propio tecnólogo, de modo que ambas empresas se encargaban de estas funciones en el 100% de la red.

Sin embargo, el contrato sacado a concurso por ADIF en julio de 2014 establecía que el mantenimiento del 100% de la red pasaría a llevarlo a cabo una sola empresa, aunque no fuera titular de la tecnología, al tiempo que se encargaría de renovar los distintos equipos contemplados en el pliego al vencimiento de su vida útil.

BARRERAS DE ENTRADA.

La CNMC considera que el diseño de la licitación generaba competencia en el mercado de fabricación de la red de telecomunicaciones
móviles GSM-R en líneas de alta velocidad y en el mercado de mantenimiento
de esas instalaciones, pero una vez adjudicada cesaría esta competencia.

También destaca que estos mercados tiene unas barreras de entrada «evidentes», ya que exigen una alto conocimiento y capacidad tecnológica. «No es de extrañar que sean mercados en los que concurre una competencia más bien limitada y destinados a ser prácticamente monopolísticos», indica.

En el mercado mayorista de soporte, Nokia fija unos precios mayoristas que, unidos a sus precios minoristas, impiden que su competidor pueda competir eficientemente, señala.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído