Internet

Este vlogger muere tras comer ciempiés vivos ante 15.000 seguidores

Este vlogger muere tras comer ciempiés vivos ante 15.000 seguidores
Vlogger DouYu

El año pasado, también en China, contábamos la historia de una familia que había comido ciempiés crudos para prevenir la gripe. En sus cuerpos encontraron un parásito mortal. Un año después, un vlogger ha cometido la misma temeridad. En este caso no hay creencias de por medio, y lo hizo ante 15 mil seguidores, según recoge el autor original de este artículo Miguel Jorge en gizmodo vía IFLScience y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

El hombre, conocido como Sun, era un vlogger en la plataforma china de streaming en vivo, DouYu. Como parte de su estrategia por conseguir más seguidores y volverse más popular, Sun había comenzado a llevar a cabo actos cada vez más temerarios.

Por ejemplo, llevaba un tiempo anunciando que tras ingerir huevos crudos, gusanos de harina, vinagre, todo tipo de bebidas destiladas e incluso un gecko, su siguiente apuesta incluiría varios ciempiés vivos en directo.

La prueba la llevó a cabo el pasado jueves ante 15.000 seguidores en Hefei, provincia de Anhui (China). El hombre fue hallado por la policía dos días después, el sábado, inconsciente y sin signos vitales, aunque con su ordenador todavía emitiendo en directo.

Imagen: Wikimedia Commons/CC BY-SA 3.0

La secuencia de Sun comiéndose los ciempiés y posteriormente cayendo al suelo fueron eliminados rápidamente por el sitio de streaming. A esta hora se desconoce el tipo de ciempiés que comió.

Aunque la mayoría de las especies no matan ni causan ningún daño significativo, hay algunos que sí pueden ser letales. Por ejemplo, las mordeduras del ciempiés dorado que se encuentran en el este de Asia y Australia pueden causar un dolor insoportable, lo cual no es sorprendente, ya que pueden acabar con ratones hasta 15 veces su propio tamaño en solo 30 segundos.

Al parecer, su veneno altera al mismo tiempo los sistemas cardiovascular, respiratorio, muscular y nervioso, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences el año pasado.

Otra posibilidad puede ser que la criatura tuviera el gusano parásito Angiostrongylus cantonensis, también conocido como “gusano de la rata”, un parásito transmitido por los alimentos que se encuentra típicamente en los caracoles y otros moluscos y que también se ha detectado en ciempiés. La infección causada por el gusano puede acabar en daño permanente al sistema nervioso central, y en muchas ocasiones con resultados letales.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído