Cuáles son las ciberamenazas más comunes y qué nos depara el futuro

Cuáles son las ciberamenazas más comunes y qué nos depara el futuro

La palabra “ciberataque” parece destacar cada día más en las noticias. Su presencia se observa en la política como en el reciente ciberataque secreto de Estados Unidos a Irán, en casos de terrorismo, entre grandes empresas privadas de tecnología y a niveles locales y hasta de aficionados.

Existen diversos tipos de ciberamenazas, múltiples motivos —robos, espionaje, daños y filtraciones— y los ataques ocurren a cualquier nivel, basta con solo tener conexión a Internet.

El auge de los ciberataques, fallas de seguridad y filtraciones masivas ha hecho que analistas y expertos estudien con más cautela la situación actual y provean información y reportes que nos permitan entender lo que ocurre, cómo podemos combatir los ataques y lo que podemos esperar.

De acuerdo a las tendencias actuales y los reportes detallados en los últimos años, estas son las ciberamenazas más comunes:

Phishing
Una técnica que se aplica desde hace muchos años a través de correos electrónicos. El reporte Ciberamenazas y Tendencias 2019 de Centro Criptológico Nacional de España detalla que “más del 60% del tráfico mundial de correo electrónico en 2018 contenía carga dañina y estuvo involucrado en más del 90% de los ciberataques”.

El robo de información a través de emails es una de las prácticas más comunes y los estafadores logran simular cada vez mejor los mensajes y el diseño gráfico de las instituciones oficiales. En 2017, la tendencia de los ataques por correos electrónicos se realizaba más a individuos mientras que en estudios más recientes se evidencia que han aumentado hacia organizaciones e instituciones financieras.

Malware
Estos códigos maliciosos —que van desde virus de computadoras a troyanos y programas espías (spyware)— atacan sistemas operativos y sus nuevas versiones más peligrosas ya pueden entrar al Internet de las cosas. A través de estos programas los delincuentes virtuales pueden dañar equipos, robar información y transmitir datos privados a terceros incluso sin que las víctimas se percaten.

Este tipo de ataques también es bastante común y preocupa, sobretodo, por la integración de los dispositivos más modernos a través de Internet. Así como las nuevas tecnologías pueden simplificar y aportar soluciones de forma simultánea, los expertos temen que los nuevos malware lo hagan de manera similar: a múltiples equipos en un mismo golpe.

Criptojacking
Esta es la técnica más reciente y moderna. Se trata de la minería de criptomonedas a través de equipos ajenos. En España y varios países de América Latina —como Perú y México— ya han registrado altas incidencias. Esta estrategia la desarrollan los hackers también a través de distintos malware —con programas con los que minan criptomonedas— que se instalan en otros equipos. Las víctimas suelen tener vulnerabilidades o fallas de seguridad.

Los malware de criptojacking los pueden adquirir los usuarios comunes a través de su navegación entrando a sitios web infectados. Se encuentran con frecuencia en códigos de javascript. Algunas víctimas se dan cuenta de la infección en su dispositivo porque se pone mucho más lento y se calienta con frecuencia, pero no siempre resulta evidente.

Fallas de seguridad
Gran parte de las filtraciones de información se han debido a fallas de seguridad. Estas pueden ser identificadas y atendidas a tiempo, pero en otros casos los datos privados de muchos usuarios caen en manos de hackers y grupos organizados con malas intenciones.

Ya vimos como empresas de tecnología, como Facebook, han permitido filtraciones de datos masivas por vulnerabilidades en los códigos. Tratar estas fallas de seguridad y evitarlas es crucial. Solo en 2018, según informó CVE Details, se registraron 16.556 vulnerabilidades y este 2019 se superaron las 12.000 fallas.

Noticias falsas
Aunque suene extraño, ya muchos las consideran amenazas virtuales. Las populares fake news ya no solamente despiertan alarmas o caos al proporcionar información errada, también quedó en evidencia que pueden alterar centros de votación, manipular el comportamiento de distintos sectores de la población, e incluso hacer que usuarios entreguen información y datos privados.

Además, la manera en la que se propagan es peligrosamente rápida. Es otro espacio en el que la tecnología ha avanzado muchísimo no solo con contenido “de calidad” si no con alteraciones de imágenes y videos que cuesta cada vez más detectar como falsas.

Qué nos depara el futuro
Los expertos alertan que los hackers han desarrollado formas cada vez más sofisticadas de ciberataques y esto ya es una realidad. El desarrollo de la tecnología nos ha traído grandes beneficios como sociedad, pero también consecuencias negativas por las malas intenciones de los delincuentes cibernéticos.

Se hace cada vez más necesario que los usuarios tomen precauciones individuales para proteger sus datos: crear contraseñas seguras, usar una VPN y mantenerse al día en sitios informativos como VPNpro, actualizar los softwares de sus dispositivos electrónicos, estar al tanto de las noticias reales y evitar situaciones de riesgo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído