El desarrollo de la fibra óptica en España

Fibra óptica
Fibra óptica Pixabay

En apenas una década, nuestro país ha experimentado una transformación muy significativa en la cobertura de fibra óptica a lo largo y ancho del territorio nacional. Una pequeña revolución tecnológica que ha situado a España en una posición de liderazgo a nivel internacional en lo relativo a la cobertura existente. De estar en el pelotón de cola europeo con una a menudo deficiente oferta de ADSL, hemos pasado a situarnos como uno de los países punteros en todo el mundo en cuanto al despliegue de fibra óptica.

Este despliegue se extiende – según los últimos datos disponibles relativos a 2019- a aproximadamente el 80% de los hogares españoles, porcentaje este considerablemente superior a la media de la UE y que se sitúa en un nivel similar al de países como el Reino Unido, pero por encima del de Alemania, Francia o Italia, entre otros. Dichos porcentajes dejan a España incluso en mejor lugar si hablamos de cobertura media en el medio rural: 46% por un 21% de media europea.

La mayor parte de la propiedad de esta extensa red de fibra óptica española se reparte entre las operadoras de telefonía que operan en nuestro país a nivel nacional o regional (Movistar, Vodafone, Orange, Digi, MásMóvil o Euskaltel). Aunque también existan miles de kilómetros de la denominada fibra oscura, esto es, fibra que fue desplegada en su momento aprovechando una obra de construcción, por ejemplo, pero que se encuentra actualmente en desuso.

Un espectacular presente y un futuro aún más prometedor

Según los últimos datos oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicados a mediados de 2019, son casi 60 millones los puntos de acceso en España al cable de fibra óptica de última generación, es decir, la que ofrece una velocidad de conexión de al menos 30 Mbps. La mayor parte de dichos puntos de acceso (unos 50 millones) corresponden a la fibra óptica propiamente dicha, conocida como FTTH. Mientras que el resto corresponde a la llamada HFC, un híbrido de fibra con coaxial. Pero si el presente presenta un panorama privilegiado, el futuro inmediato puede traernos en los próximos años cifras que afiancen a España aún más en su actual situación de privilegio.

Así, los operadores nacionales anticipan una cobertura de fibra óptica que alcance a prácticamente el 100% de los españoles en el año 2024. Además de su propio esfuerzo en forma de inversiones, los operadores podrán contar con la inestimable ayuda del Gobierno gracias a programas como 30 x 100, un ambicioso proyecto gubernamental cuyo objetivo no es otro que ofrecer fibra óptica de 30 Mbps al 100% de los pueblos de España tan pronto como el año 2021. Todo este esfuerzo está enmarcado dentro de la llamada Agenda Digital Europea que tiene como objetivo que todos los ciudadanos comunitarios tengan acceso a tecnología de 30 Mbps, y al menos la mitad de ellos puedan disfrutar de tecnología superior de 100 Mbps. Es pues de recibo afirmar que quizá va siendo ya hora de que el resto del mundo nos vaya  conociendo por ser líderes internacionales en cobertura y calidad de nuestra red de fibra óptica.

Cantidad sí, aunque también mucha calidad

Las razones del sensacional alcance del éxito de la fibra óptica en España se sustentan no solo en su amplísima cobertura que le ha permitido ya llegar a la inmensa mayoría de nuestros hogares, sino además en que lo que nos llega es tecnología de la mejor calidad con la mayor velocidad. Y es que son diferentes las aproximaciones posibles para un país a la hora de implementar su entramado nacional de cable de fibra óptica. Y nuestro país optó desde el principio por una masiva implantación del mejor modelo posible. En esta ecuación que mide la calidad de la fibra óptica a adoptar, las siglas juegan un papel fundamental.

Y son tres las que sobresalen en el mercado europeo: FTTH, FTTB y FTTC. La tecnología FTTH (fibra hasta el hogar, por sus siglas en inglés) es la de mayor distribución en España. Básicamente, la tecnología FTTH permite una conexión desde su origen en la central telefónica hasta nuestro hogar de forma directa y sin ningún tipo de interferencia, manteniendo así el 100% de sus prestaciones durante el proceso. Ello nos permite disfrutar de una velocidad de 200 Mbps cuando realizamos una subida y de hasta 1 gigabit por segundo cuando realizamos una descarga.

Un peldaño por debajo de la fibra con tecnología FTTH es el que ocupa la tecnología FTTB (fibra hasta el edificio, por sus siglas en inglés). A diferencia de la interior, esta tecnología es capaz de conectar la central telefónica con un edificio, pero no con cada uno de los hogares u oficinas del mismo. Una vez conectada al edificio en cuestión, el proceso de distribución individual hasta cada hogar se lleva a cabo mediante el tradicional cableado de cobre. Esta es, obviamente, una opción más económica que la tecnología FTTH, pero que resulta en la pérdida de rendimiento y velocidad en nuestra conexión al necesitar del cable de cobre (y no de la propia fibra óptica) para poder completar el proceso. Finalmente, el escalón inferior en este “podio” de la fibra óptica lo ocupa la tecnología conocida como FTTC (fibra hasta el armario, por sus siglas en inglés). En este caso, la fibra llega desde la central telefónica hasta una sub-central ubicada a varios cientos de metros del edificio en cuestión, debiendo usar también el cable tradicional de cobre en la conexión desde la sub-central al edificio.

El desarrollo de la fibra óptica en España ha sido bastante claro en lo relativo a la tecnología a adoptar en su implementación desde los inicios. Tanto las autoridades como los operadores de telefonía hicieron una apuesta clara y casi exclusiva por la fibra FTTH, la mejor apuesta posible en términos cualitativos. Y si a ello unimos el esfuerzo en llegar cuanto antes a la inmensa mayoría de los hogares en nuestras ciudades y pueblos, no podemos sino enorgullecernos de que nuestro país ocupe este lugar tan destacado en el mundo en el desarrollo y cobertura de la mejor tecnología de fibra óptica.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído