¿Compartes la cama con tu teléfono móvil?

¿Cuáles son los riesgos de dormir con tu teléfono móvil?

¿Compartes la cama con tu teléfono móvil?
Dormir con el móvil ISTOCK

Si eres de los que duermen con el teléfono móvil bajo la almohada o en la mesilla de noche, quizás te interese conocer los posibles riesgos que esta práctica puede suponer para tu salud. Pues si bien, ningún estudio ha comprobado por el momento los efectos que producen estas ondas electromagnéticas sobre el ser humano, muchas opiniones y hasta la propia OMS llaman a tener precaución al momento de utilizar estos aparatos.

En el artículo ¿Qué tan peligrosas son las ondas de telefonía móvil y Wi-Fi? vemos cómo las opiniones respecto al tema se encuentran divididas y cómo aún no se logra un acuerdo sobre la supuesta peligrosidad del uso de estos aparatos. Sin embargo, hoy nos centraremos en un caso bastante puntual.

Según un estudio realizado por la Oficina Británica de Comunicaciones (OFCOM), el 80% de los usuarios de telefonía móvil acostumbra a dormir con su smartphone en la cama o en la mesilla de noche.

Revisar los correos electrónicos de última hora , estar alerta ante las notificaciones de nuestras redes sociales, reaccionar con rapidez ante una llamada nocturna o utilizar el aparato como despertador en las mañanas son sólo algunas de las razones que hacen que este pequeño dispositivo se introduzca cada noche entre nuestras sábanas.

Pero, ¿qué riesgos corremos al hacerlo?… Intentemos clasificar los posibles daños separadamente:

Las ondas electromagnéticas

Sin duda este es el punto conflictivo del asunto. Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que los teléfonos móviles se encuentran en el grupo de «agentes posiblemente cancerígenos» y llaman a adoptar medidas preventivas frente a su utilización, científicos de todas partes del mundo indican que las ondas electromagnéticas que emiten estos aparatos no tienen energía suficiente como para cambiar la estructura de los átomos del cuerpo y causar algún tipo de daño.

Sin embargo, y mientras dure el debate y se pueda finalmente comprobar una teoría u otra, lo que sí está comprobado es que la radiación de tu móvil puede alterar la actividad eléctrica del cerebro durante el sueño.

Diversos estudios han demostrado que las personas expuestas a las ondas producidas por un smartphone tardan en promedio 6 minutos más en alcanzar un sueño profundo y permanecen en ese estado ocho minutos menos que quienes no han estado en contacto con un dispositivo móvil antes o durante el momento de conciliar el sueño.

La luz azul

La luz brillante de color azul que emiten los teléfonos móviles podrían ser una de las principales causas de trastornos del sueño de la era moderna. Esto se debería a que estos destellos interfieren con el ritmo natural del cuerpo estimulando las células de nuestras retinas y haciéndonos creer que ya es de día.

En efecto, la pantalla de un smartphone está formada por distintos colores, principalmente el azul, el cuál tiene un efecto más estimulante en el cerebro ya que las células de la retina son más sensibles al azul.

Las alertas de redes sociales o mensajes, las cuáles provocan destellos de luz azul de micro segundos, también pueden afectar el sueño, pues pone a la persona en estado de alerta permanente.

Los riesgos de incendio y quemaduras

Si bien es una situación bastante rara, en los últimos años se han registrado algunos casos de personas que, por dejar cargando su teléfono móvil bajo la almohada, han resultado con graves quemaduras en distintas partes de su cuerpo. Y si bien, este tipo de riesgo no se encuentra relacionado con los efectos de las ondas y el propio aparato, una sobrecarga o calentamiento del dispositivo en contacto con la cama pueden causar fácilmente un incendio u otro tipo de daños.

Efectivamente, la ropa de cama se encuentra fabricada con materiales que entran en combustión fácilmente poniendo en riesgo la persona que está dormida.

¿Qué hacer con el móvil durante la noche?

Frente a la duda que aún existe respecto si las ondas de los teléfonos móviles causan verdaderamente daños para la salud y la certitud de los efectos que nos produce al dejarlos sobre nuestra cama durante la noche, lo más aconsejable es intentar disminuir la exposición con nuestro dispositivo durante las horas de sueño. Para esto, puedes recurrir a diversas opciones.

  • Apagar el teléfono móvil: en este caso reduces al mínimo cualquier tipo de riesgo que pudiera existir, aunque lo tengas en la mesilla de noche.
  • Alejar el teléfono de tu habitación: si quieres mantener encendido tu dispositivo, es recomendable que lo dejes en un lugar alejado como puede ser la cocina o la sala.
  • Apagar el Wi-Fi: si no quiere apagar tu móvil ni dejarlo lejos, puedes recurrir a apagar el Wi-Fi. De esta forma eliminas por los menos las ondas que se producen a partir de esta tecnología.

Es importante que sepas que los expertos recomiendan dormir con el móvil por lo menos a un metro de distancia de nuestro cuerpo.

Otros consejos que debieras de seguir a la hora de utilizar tu teléfono móvil son:

  • Si cargas tu smartphone durante la noche, procura no dejarlo sobre tu cama ni debajo de la almohada.
  • Si quieres evitar un episodio de insomnio, intenta no utilizar tu teléfono justo antes de irte a dormir.
  • Intenta realizar llamadas cortas y cambiar de oreja cada ciertos minutos, con esta simple acción evitarás que las ondas lleguen siempre de un mismo lado del cerebro.
  • Evita utilizar tu teléfono en un área de poca señal de recepción, ya que el aparato tendrá que emitir radiofrecuencias más potentes.
  • En el trabajo, trata de mantener tu teléfono a medio metro de tu cuerpo.
  • No lleves el móvil en los bolsillos de la ropa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído