Tecnología
El ligue a través del móvil y con Whatsapp. XY

Pon mucha atención a este aviso de la Guardia Civil. Muchas personas, cuando ven una llamada perdida en su teléfono, reaccionan llamando a ese número. Podría ser simplemente una teleoperadora. O por ejemplo, un cambio de fecha para una cita médica, o incluso podría ser la esperada entrevista de trabajo soñada. Pero también podría tratarse de una estafa telefónica, según recoge Sergio Guinaldo en El Español.

Si el número va precedido de los prefijos 355, 225, 233, o 234, no llame a menos que se trate de algún conocido. La Guardia Civil alerta: detrás de estos números se esconden timadores.

Estos prefijos proceden de Albania, Costa de Marfil, Ghana y Nigeria, respectivamente. La trampa consiste en que los estafadores realizan llamadas cortas, de un tono, para que el destinatario no la escuche o no le de tiempo a responder. Al ver la llamada, muchos 'pican' y devuelven la llamada.

A través de su cuenta de Twitter han lanzado este mensaje, acompañado de una imagen en la que explican el engaño.

La llamada se reenvía a números tipo 806, 807, 906 o 907, los cuales aplican altos costes, de los que obtienen el beneficio.

Solo por descolgar pueden llegar a cobrar cuatro euros, sumado a un precio por minuto muy elevado. Aunque sea por unos segundos, una llamada nos puede salir realmente cara.