Tecnología
Teléfono RS

Es una pregunta que muchos nos hemos hecho. Este año han visto la luz dos estudios llevados a cabo por el Programa Nacional de Toxicología estadounidense y el instituto italiano Ramazzini, ambos efectuados sobre ratas y ratones.

Y los dos han concluido que, después de exponer a estos animales a la radiación no ionizante, un determinado tipo de ejemplares (las ratas macho, pero no las ratas hembra ni los ratones) desarrolló schwannomas, unos tumores benignos que contienen células de Schwann, según recoge Juan Carlos López en xataka.

Aun así, no está en absoluto claro el papel que puede jugar la radiación no ionizante en los seres humanos, si es que juega alguno.

Los científicos todavía no entienden bien los mecanismos biológicos que puede o no desencadenar esta forma de radiación, pero, en cualquier caso, no debemos olvidar que durante los últimos años se han efectuado muchos estudios serios que pretenden arrojar luz sobre este debate, y ninguno de ellos ha puesto sobre la mesa evidencias claras por las que debamos preocuparnos. (Saber más)