Tecnología
Timo, estafa, teléfono móvil. EP

Si no existiera, tendriamso que invertarla (La Guardia Civil atrapa al chaval de 16 años que hace dos asesinó a su madre adoptiva).

La Guardia Civil alerta de un fraude telefónico que incrementará la factura de los usuarios si devuelven las llamadas perdidas realizadas desde números que comienzan por 225, 233, 234, 355 o 387 (La Guardia Civil lanza una alerta urgente por el incremento de la 'pantera rosa', la droga de la clase alta).

Se trata de prefijos de Costa de Marfil, Ghana, Nigeria, Albania y Bosnia, respectivamente, que corresponden a líneas de tarificación especial, es decir, numeraciones con las que sus titulares ganan dinero al recibir llamadas.

¿Qué hacer en caso de haber contestado a la llamada?

Si has sido víctima de un timo así, la Guardia Civil aconseja presentar una reclamación a su compañía de telecomunicaciones para advertir del fraude y solicitar que, conforme a lo establecido en la normativa del sector, le desglose en la factura el importe que corresponde a la retribución que iría al titular de la línea de tarificación adicional.

De esta manera, el afectado puede dejar de abonar esa parte del recibo.La asociación de consumidores recuerda que en el caso de reclamar y no pagar, la operadora no te puede cortar la línea.

En este sentido, la Orden PRE/361/2002, de 14 de febrero, establece en su artículo octavo que las compañías de telecomunicaciones no pueden cortar la línea a un usuario que muestre su disconformidad con la facturación y no abone la cuantía relativa a la remuneración que corresponda a los prestadores de servicios de tarificación adicional.

Si el usuario no quiere que el operador le corte el acceso a otras líneas de tarificación adicional, la citada norma establece que debe presentar una reclamación ante las Juntas Arbitrales de Consumo o ante la Secretaría de Estado competente en materia de Telecomunicaciones.

Además, mientras se esté substanciando dicha reclamación, tiene que consignar fehacientemente el importe adeudado.

«Dada la brevedad de la llamada, suele ser difícil de responder, por lo que el usuario procede a la devolución de la misma. Y aquí comienza el fraude, pues la llamada es derivada a un número de tarificación especial. Esto, dependiendo de la duración de la llamada, puede dar lugar a un coste superior a 10 euros».

Se aconseja comprobar el prefijo:

«Además, actualmente, dependiendo de la versión del móvil que tengamos, podemos comprobar cuántas veces sonó esa llamada sin responder. Si tuvo uno o dos tonos, es recomendable mantener la cautela».