Ana Rosa Quintana presenta Víctima 38

Ana Rosa Quintana presenta Víctima 38

El reportaje descubre la historia de Vanesa Rodríguez, quemada viva por su marido.

Tras sufrir durante años malos tratos por parte de su esposo, denunciarlo en una ocasión y separarse de él, la vida de Vanesa cambió radicalmente el 30 julio de 2005, fecha en la que Horacio Barcos le prendió fuego en la localidad de Puertollano (Ciudad Real)…

“Todos tenemos que hacer un esfuerzo, las madres con sus hijos, los colegios en la educación que imparten y la sociedad en general apoyando y defendiendo a las víctimas de la violencia de género. El dato de 55 mujeres muertas este año es escalofriante y no deberíamos dejar que se repitiese”, declara Ana Rosa Quintana en relación a los malos tratos a mujeres, tema central de “Víctima 38”, el reportaje de investigación que presentará en Telecinco mañana martes 21 de noviembre, a partir de las 23:45 horas.

Enmarcado dentro de la iniciativa solidaria “12 meses, 12 causas”, que en noviembre aboga “Contra la violencia de género”, “Víctima 38” descubre la historia de Vanesa Rodríguez García que, tras ser quemada por su marido en Puertollano en 2005, falleció un año después.

Este documento gráfico, realizado por el equipo de investigación de Cuarzo TV, reconstruye las ilusiones, lucha por rehacer su vida y acontecimientos que marcaron la existencia de Vanesa Rodríguez gracias a los testimonios de más de 20 personas de su entorno más inmediato.

En relación al reportaje, Ana Rosa Quintana afirma que “es el trabajo más elaborado que yo he visto sobre la violencia de género, porque no sólo se da la noticia puntual sino que se sigue día a día la vida de Vanesa desde que fue quemada por su marido hasta el pasado 6 de agosto, fecha en la que murió. Parece una película, pero este reportaje es una realidad durísima que muestra la calidad humana de Vanesa y la ilusión con la que luchaba por vivir”.

La vida de Vanesa cambió radicalmente el 30 de julio de 2005, cuando su marido Horacio Barcos Orihuela la atacó en Puertollano (Ciudad Real) prendiéndole fuego. Su valentía y fuerza interior quedó patente el mismo día del incidente, al informar a los sanitarios que la atendieron que su agresor había sido su marido. La joven sufrió quemaduras en más del 70% de su cuerpo, luchó por su vida durante un año y finalmente murió el pasado 6 de agosto en el Hospital Universitario de Getafe. Horacio, por su parte, fue detenido tras la agresión y desde entonces, permanece en prisión preventiva en el centro penitenciario de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

Sobre la situación de las mujeres maltratadas, la presentadora considera que “hay que ayudarlas dándoles una nueva forma de vida, con el apoyo y la comprensión social y con la suficiente solvencia económica para comenzar de nuevo”.

La ilusión de Vanesa: vivir

Vanesa ocultó a su familia los malos tratos que sufrió por parte de su marido durante años, hasta que finalmente decidió denunciarlo. Tras la denuncia, la mujer abandonó a Horacio y se trasladó con sus dos hijos a casa de sus padres. A partir de entonces, el acoso de su marido se intensificó hasta que logró su objetivo. Con el 73% de su cuerpo quemado y a pesar de que los médicos sólo le daban 48 horas de vida, Vanesa siguió adelante durante un año.

En la única entrevista concedida durante su convalecencia, manifestaba su deseo por “vivir” y “hacer lo que no he hecho hasta ahora: estar con mis hijos”.

Horacio, un hombre celoso con obsesión posesiva

A través del relato de diversos conocidos de la pareja, el reportaje muestra el perfil de Horacio, un hombre que, al poco tiempo de iniciar su relación sentimental con Vanesa, hacía gala de sus celos no permitiendo que nadie saludara a la joven y aislándola de su grupo de amigas. Después de contraer matrimonio, el hombre restringió aún más la vida social de Vanesa, a quien sólo permitía visitar a su madre y hermana. A partir del nacimiento del primer hijo de la pareja, comenzó a maltratarla física y psicológicamente.

Cuando ella le denunció y abandonó, él, incapaz de asimilar que su mujer ya no deseaba estar a su lado, la acosó continuamente durante mes y medio hasta que finalmente ejecutó una planeada agresión para evitar que no estuviera con nadie más.

Josefa García, una “madre coraje”

Durante el último año ha cuidado diariamente y sin descanso a su hija, ingresada en la unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario de Getafe. Ella es Josefa García, madre de Vanesa, que tras el incidente dejó a su marido e hijos en Puertollano para trasladarse a Madrid y convertirse en los ojos, manos y voz de su hija.

Hace dos años estaba convencida de que Horacio, su yerno, era un hombre trabajador y hogareño, hasta que descubrió que su hija era víctima de malos tratos. Tras conocer la verdadera situación de Vanesa, primero la acogió junto a sus pequeños en su hogar y, una vez consumado el ataque, decidió permanecer a su lado en el centro hospitalario. Actualmente, Josefa tiene la custodia de sus dos nietos e intenta rehacer su vida sin su hija.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído