Telecinco manipula (de nuevo), sentencian los jueces, y Mirta Drago calla (de nuevo)

Telecinco manipula (de nuevo), sentencian los jueces, y Mirta Drago calla (de nuevo)

Telecinco ha decidido no hacer ningún tipo de declaración sobre el tema, ni siquiera si recurrirá la sentencia. El ‘tema’ es una nueva condena judicial para la cadena de Paolo Vasile por, en palabras del juez, «una manipulación del hecho objeto de información» y una «alteración grave de la intención de la entrevistada» ya que «sólo se difundió una parte mínima de la entrevista». Mientras, como es su costumbre, la responsable de comunicación, Mirta Drago, calla.

«Me habéis utilizado, llamadme.»

Esas cuatro palabras contenidas en un SMS fueron enviadas a Telecinco el pasado 9 de marzo por Carmen Flores López, defensora del paciente. Estaba viéndose en pantalla, en el programa La Noria, y no daba crédito a sus ojos.

Mirta Drago, máxima responsable de Comunicación de la cadena desde 2003, no la llamó. Tampoco ningún miembro de su equipo. Son las ventajas de ser, mes tras mes, líderes de audiencia, el síndrome del poderoso, el desprecio por los informadores a los que –y es cierto– no necesita porque sus programas ya tienen las mejores cuotas de audiencia.

ANÁLISIS / Telecinco colecciona condenas como si fueran huevos, por docenas

REPORTAJE / La larga mano de Telecinco en Barlovento

Impotente, Carmen trató de hacerse oír enviando mensajes de móvil que luego aparecen en la parte baja de la imagen. Pero sólo obtuvo el silencio. Su protesta ni siquiera apareció en pantalla, aunque Telecinco sí cobró por esos mensajes.

El programa de La Noria versaba sobre las sedaciones irregulares del hospital Severo Ochoa de Leganés. Pero, aunque la mujer de la pantalla era Carmen, no estaban saliendo sus declaraciones sobre el tema del que la habían entrevistado.

Salió contando la muerte de su madre en la unidad de cuidados intensivos de Leganés. En efecto, Flores había explicado al final de la entrevista cómo negaron la sedación a su madre pese a que la vio «sufrir de un modo insoportable», pero el motivo del encuentro, conocer su opinión como defensora del paciente sobre la sentencia, no aparecía por ningún sitio. En la tele no salió hablando de la sentencia, y ella le dedicó «el 95% del tiempo».

Telecinco decidió presentarla en pantalla como «familiar de fallecido» y no como defensora del paciente. Flores afirmó que «hubo mala praxis por la falta de consentimiento y de información a las familias» y añadió el relato de la muerte de su madre para dejar claro que está a favor de la sedación, pero siempre que la familia y el paciente hayan dado su aprobación. Para más confusión el presentador del programa, Jordi González, dio paso al vídeo con esta frase:

«La sedación no está al alcance de todos en España».

Pero no puntualizó que el caso de la madre de Flores había sucedido tres años antes.

Así presentado, daba la impresión de que la madre de Flores había muerto hacía poco y parecía que demostraba cómo se estaba dejando sufrir a los enfermos terminales después de que se alejara al doctor Luis Montes del Severo Ochoa.

Al verla en la televisión, muchos compañeros le llamaron para conocer el porqué de su repentino cambio de opinión. Por eso recurrió a la justicia, demandando a la productora Gestevisión Telecinco SA, y al final la sentencia le ha sido favorable. La resolución habla de la entrevista como «una manipulación del hecho objeto de información» y una «alteración grave de la intención de la entrevistada» ya que «sólo se difundió una parte mínima de la entrevista».

La cadena tendrá que emitir una rectificación este sábado o el siguiente. Al comienzo habrá una «breve presentación en la que se indique que se va a producir la rectificación», la imagen que acompaña la entrevista tendrá que ir rotulada como «presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente».

El juez ha obligado a Telecinco a emitir varios fragmentos de la entrevista que considera claves para entender la postura de Flores.

«Pueden hacer un programa de cinco horas para defender a Montes si quieren. Lo que me parece nefasto es que manipulen un vídeo en el que me utilicen a mí para su defensa», sentencia Flores en declaraciones a El País.

Y mientras, Mirta Drago calla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído