Menudo palo le mete El País a Sardá y su «infumable egotrip en Telecinco»

Menudo palo le mete El País a Sardá y su "infumable egotrip en Telecinco"

Enric González (Barcelona, 1959) trabaja en El País desde 1986 donde ha sido corresponsal en Londres, París, Nueva York, Washington y Roma. Y desde mediados de marzo ejerce como crítico televisivo en el diario del grupo Prisa. Hoy, su presa, es Javier Sardá, al que pone a caer de un burro. Califica de «infumable» su programa de viajes en Telecinco ‘Dutifrí’ –«egotrip», lo define– y considera que un narcotraficante desde su casa lo haría mejor que Sardá.

RELACIONADOS

Dos ‘couch potato’ llamados Carlos Boyero y Enric González

El chollo de Sardá con Telecinco: tres años más viajando por el morro

¿Quién es este soldado? ¿O no es un soldado?

Por su interés, reproducimos a continuación la columna de opinión:

Viajes

ENRIC GONZÁLEZ

Los viajes, si se hacen bien, dan para mucho. A veces, incluso un mal viaje sale estupendo. Thomas Kohnstamm, uno de los autores de la famosa editorial de guías Lonely Planet, acaba de publicar un libro sobre sus aventuras como enviado especial a decenas de destinos turísticos. Casi todas sus revelaciones son previsibles. Le pagaban poco dinero, no le proporcionaban ayuda logística y, contraviniendo las normas internas, se identificaba como escritor de Lonely Planet para comer y dormir gratis. En una ocasión tuvo una aventura sexual con la camarera de un restaurante; lógicamente, otorgó una excelente calificación al servicio del establecimiento.

Kohnstamm fue contratado porque hablaba bien el español. Su primer destino fue Brasil, lo cual da una idea de cómo funcionan las cosas. Hizo un artículo sobre la historia de Colombia sin leer ni un solo libro: tenía una novia, becaria en el consulado colombiano en San Francisco, que le pasó unas cuantas fotocopias. Hasta ahí, normal. Cuando se vio muy mal de dinero, Kohnstamm recurrió a la venta de drogas: ésa es una de las pocas anécdotas no previsibles.

Tras la aparición del libro de Kohnstamm, Lonely Planet ha revisado con lupa todas sus aportaciones a las guías de viajes. Y no ha aparecido ningún dato discutible. Ni siquiera en el restaurante de la camarera complaciente: por lo visto, el servicio es, en efecto, muy bueno. Vistos los elementos, Kohnstamm parece un tipo animoso, imaginativo y dúctil: un buen viajero y, por tanto, un buen autor de guías.

Tele 5 emite algo que, de alguna forma, se hace pasar por programa de viajes. Se llama Dutifrí y en realidad habla de un solo viaje: el egotrip de su autor, Javier Sardá. Infumable. Kohnstamm podría ser un narcotraficante a gran escala y no haberse movido jamás de Estados Unidos, y cualquier cosa que hiciera sería mejor que Dutifrí.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído