La audiencia despierta de su letargo y humilla en vivo a Risto

La audiencia despierta de su letargo y humilla en vivo a Risto

(PD).- La penúltima gala de Operación Triunfo comenzó con un aplauso cerrado a Jesús Vázquez, que será nombrado el 18 de julio en Nueva York, embajador de buena voluntad del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR).

Tras la actuación de la belga Kate Ryan, el gurú Risto se equivocó de cabo a rabo, aunque eso no se vio hasta el final. De momento, en un intento de matizar lo de «acabemos ya de una vez con esta farsa» de la semana pasada, lo empeoró diciendo que «es una irresponsabilidad comparar a los concursantes con los grandes artistas como Frank Sinatra cuando ahora no son nada ni nadie».

Por sorteo, comenzó cantando Virginia, esta vez era la Niña Naranja. Su Old Town sonó muy bien, aunque con un desafine. El jurado, por una vez unánime, calificó su actuación de «sensacional». Mejide fue más allá, tiró su cuaderno, sonrió como el sonríe y dijo «es que has estado de puta madre».

El segundo por sorteo fue Pablo con el difícil Don´t stop me now, de Freddy Mercury. Noemí se mostró encantada con el «desmelene» del concursante de Fuengirola, «has metido caña». Pero Risto no estaba de acuerdo: «Sabiendo que no vas a ganar», comenzó su crítica sin saber lo que ocurriría después.

Claro que tampoco se quedó corto en sus palabras a Manu y su La vida es. «Eres un gran prototipo pero te falta experiencia», se metió con Noemí por aceptar en el casting a concursantes de 17 años. Acabó su crítica con dos de sus perlas: «No transmites nada cantando» y «Pezqueñines no, gracias».

Chipper, conocido ya como el concursante modelo, se llevó una standing ovation del jurado por su magistral interpretación del clásico del Mago de Oz, Over the rainbow que llevó a decir a Coco que: «Cantar como tu es un don divino». Javier apeló a los espectadores indecisos: «Si no tienes claro tu voto, házlo por Chipper».

La fiebre invade el escenario

Tras el dueto de Pablo y Manu con No estamos solos y el sensual Fever de Virginia y Chipper que subió la temperatura en el plató, sorprendió la actuación de la triunfita Soraya, con un look muy renovado de pelo platino supercorto.

Y llegó el momento de la verdad: Virginia y Chipper, gracias a las votaciones -restringidas para evitar manipulaciones como informó El Semanal Digital- pasaron directamente a la final. El duelo entre Pablo y Manu, dos grandes amigos, fue dramático. El Pezqueñín echó el resto con I drove all night mientras que el «sobrao» de Pablo convenció al piano con Lo ves. Fue un duelo despiadado.

Y Risto volvió a la carga con el de Fuengirola: «Sabiendo como sabes que no vas a ganar, me da pena que te vayas hoy. Suerte en tu casa o ´en tu hotel´», dijo en referencia a que le ve de pianista en algún establecimiento turístico. Esta vez Pablo se revuelve y le llama «skinhead despiadado que tanta caña me ha dado» y añadió, «me quedo con el melenas del casting del año pasado».

La dimisión de Mejidito

La tensión iba en aumento, Ángel Llácer anunció que había dimitido de la Academia el enanito Mejidito. Y llegó el veredicto final. Los espectadores de OT decidieron salvar con un 56% de los votos a Pablo que se merendó al Pezqueñín y dio un palo al gurú Risto en toda la línea de flotación. Descortés por no decir maleducado, cuando Manu se despidió con besos de todo el jurado, Mejide ni se levantó y apenas le tendió la mano.

Manu vuelve a su Villa del Río, junto a su madre y su entrañable abuela que anoche pintó una sonrisa en los labios de todos los espectadores. Se va con la cabeza alta, «nunca pensé que iba a llegar tan lejos», habiendo sido muchas veces favorito del público, y con la frase de Soraya en la cabeza, «a la salida, tu vida da un cambio de 180º, entonces es cuando comienza el trabajo».

Coco, que tenía su noche mística, dijo en su valoración final de Chipper, Virginia y Pablo que todos merecían ganar y también tuvo una perla, en este caso poética para Virginia: «Esta noche ha salido de la crisálida una maravillosa mariposa azul».

La suerte de los tres finalistas está en manos de los espectadores -25 llamadas por teléfono y día- para encumbrar a Virginia, Chipper o Pablo a la fama.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído