Telecinco se acatarra en agosto

(PD).- Los ejecutivos de la cadena de Fuencarral delinearon un agosto tranquilo, sabedores de que era un mes de olimpiadas en que el deporte sería el rey de las televisiones, pero sus peores previsiones de han visto sobrepasadas.

Un 14,8% es impropio de una cadena acostumbrada a los 20% y refleja que no se ha planificado mínimamente bien el verano. Esto ha obligado a Paolo Vasile y su equipo a pedir explicaciones y responsables por este descalabro.

Los resultados son cada vez peores a medida que avanza el mes. Lo contamos el día 10 y caían un 15,7%, unos datos que han caídos hasta el 14,8% a punto de terminar los primeros dos tercios de agosto. Y lo peor es que no hay esperanzas de que la situación mejore en lo que queda el mes.

Ya todos advierten (a posteriori) que sería el pero mes de la cadena en los últimos tres cursos, incluso peor que cuando secundaron por unos meses la audiencia de Antena 3 y en momentos en que La Primera todavía dominaba los shares de la tele.

Pero, ¿qué ha pasado? Definitivamente por falta de previsión. La cadena, acostumbrada a ser el número uno, se relajó y creyeron que emitiendo programas del recuerdo, reposiciones y programas de relleno aguantarían el tipo.

La decisión fue clara: aguantar agosto para tirar toda la carne al asador en septiembre, pero la apuesta salió fallida y las audiencias se han desplomado de manera preocupante. Lógicamente las alarmas saltaron en Fuencarral y Vasile y su equipo ya están pidiendo responsabilidades y cuentas a un equipo de programación que se tomaron el verano a la ligera.

Las comparaciones son odiosas, pero la otra cadena Antena 3, ha utilizado el verano para estrenar programas y de momento aguanta el tipo con un 15,9% de audiencia, unas cifras similares a sus últimos meses, pero que cobran más valor en verano donde el consumo de televisión baja y las cadenas pierden audiencias indefectiblemente en manos de las piscinas y los chiringuitos.

Por eso Vasile (que le encanta compararse con Antena 3) pide cuentas y no descarta alguna baja por el desaguisado de verano. Lo único que podría calmarle serían unas estratosféricas cifras en septiembre, pero para eso falta más de un mes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído