El casado de «Gran Hermano 10» quiere dejar la casa

(PD).- Y venga morbo. El plan de Gran Hermano 10 funciona a la perfección. Han metido en la casa a un matrimonio y ella anda ya de picos pardos.

Llevan menos de una semana conviviendo los tres en la «casa futurista» (los demás viven aún en la casa antigua) y el matrimonio formado por Carlos y Gema ya ha atravesado por su primera escenita de celos y ahora por su primera gran bronca seguida de la amenaza de él de dejar la casa.

Y es que con la llegada de Orlando (que se define a sí mismo como conquistador nato) Carlos se siente amenazado, según informa la web de Telecinco.

El doliente marido acusa a su mujer de hacerle más caso al recién llegado que a él y han tenido una dura discusión en la que Gema terminó llorando y asegurando que ella «no le ha obligado a entrar en el programa y que parece que es la mala de la película, como siempre».

El caso es que cuando Carlos la vio llorar intentó solucionarlo pero ella se negó y prefirió dejar la conversación para otro momento. Ahí fue cuando el concursante amenazó con «pirarse del programa» si la cosa sigue así.

Los celos de Carlos no son tan raros si se tiene en cuenta que, desde que Orlando entró en la casa futurista, Gema dice tratarle como «si le conociera de toda la vida» y claro, su marido se desespera por no poder tratarla como lo que es delante de su rival, su esposa.

Mientras tanto, Orlando y Gema cada vez conectan mejor: preparan la comida juntos, chatean juntos, ríen y comparten placenteras sesiones de jacuzzi…

El catalán se siente arriconado y observa con auténtico recelo cómo su esposa y el nuevo inquilino cada vez conectan mejor: preparan la comida, chatean juntos, ríen y comparten placenteras sesiones de jacuzzi mientras él queda en un segundo plano.

Por todos estos motivos, la pareja ha tenido una de las peores discusiones que se han vivido hasta el momento en esta décima edición. Carlos ha insinuado que la culpable de toda la situación es su mujer, quien le ha contestado entre lágrimas que ella » no le ha obligado a entrar en el programa y que parece que es la mala de la película, como siempre».

Cuando Carlos la ha visto llorar ha intentado solucionalo pero ella se ha negado y ha preferido dejar la conversación para otro momento. ha sido entonces cuando él ha advertido que si la cosa sigue así «se pira del programa».

«Cantas a bacalao»

Desde el mismo día de la llegada de Orlando a la casa los celos de Carlos han sido evidentes. Repetidamente le ha insistido a su mujer que cuando hable se dirija a los dos y no sólo a Orlando porque al hacer eso » canta mucho a bacalao», como dice él mismo.

Siente que no está en las conversaciones y que se queda a un lado mientras que Orlando, inocente, le comenta lo guapa que es Gema. ¿Qué pasará cuando el feriante se entere de que sus compañeros son pareja en realidad?.¿Se sentirá culpable de sus dicusiones? Ya se sabe que tres son multitud.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído