Guerra de cotillas y maledicentes en Gran Hermano 10

(PD).- Además de la expulsión de Iván o Raquel, los espectadores serán testigos de la resolución de una incógnita que marcará un antes y un después en el desarrollo de la convivencia de la casa.

Si el único matrimonio de concursantes que hasta ahora ha entrado en la casa de Guadalix ha pensando que podría arreglar su crisis matrimonial gracias al reality o son muy, muy inocentes o han estado pésimamente aconsejados.

Desde que Gema y Carlos F. tienen compañía en la Casa Luxury, primero con la llegada del simpático Orlando, y después con la entrada de Carlos H., sus relaciones no han hecho más que ir de Málaga a Malagón.

Celos, discusiones, miradas asesinas y algún achuchón por los rincones, todo hay que decirlo, dejaban claro que no colaba la historia de un matrimonio felizmente casado desde hace diez años que nos intentaron vender Carlos y Gema.

La ex concursante Sonia Arenas nos termina de sacar de dudas. En la revista QMD dice: «Ella ya lo había dejado con él y había tenido aventurillas». Y añade: «Carlos ha entrado con ella obligado, para recuperarla. Lo habían dejado dos o tres veces antes». Ahora se comprende la preocupación de las madres de Gema y Carlos en plató con Mercedes Milá. «Si lo ven mal mejor que salgan», decía una de ellas durante la gala.

Casi es de desear que este martes -ya saben: nuevo horario, a las 21.30 como informó El Semanal Digital, entre en la casa otra mujer. El problema es que Raquel no le va mucho por no decir nada al celoso marido Carlos F. y tampoco va a hacer cambiar la solícita actitud de Orlando hacia Gema.

Por otra parte, si el que entra en la casa rica es Iván, podrían saltar las chispas ya que, como dejó caer su madre en el programa de Ana Rosa Quintana, su hijo y Carlos H se conocen y podría haber un problema entre ellos «por un tema de faldas».

El programa anuncia novedades para la gala de esta noche, y afirma que no se trata de la vuelta de Germán sino de la «resolución de una misteriosa incógnita». Pase lo que pase, es de esperar que se que acabe ya el muermo y la vida de guisitos y gracietas bajo la manta de Gema y su harén.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído