La aventura española de la mujer del primer ministro de Dinamarca

La aventura española de la mujer del primer ministro de Dinamarca


(PD).- Aunque Televsión Española no suelta prenda y está muy calladita sobre el fichaje (por una suma millonaria) de Anne-Mette Rasmussen, esposa del jefe del Gobierno danés y como tal primera dama de Dinamarca (tras la reina, se entiende) para que participe en el programa especial de la Gala FAO de «¡Mira quién baila!», la realidad es que ese medio ha contratado a dicha fémina que participará en el citado espacio el día 8 de noviembre.

La sorprendente noticia saltó el lunes en todos los medios de comunicación escandinavos y Anne-Mette, que tuvo que pedír permiso a su marido y al ministerio de Asuntos Exteriores antes de aceptar la propuesta, afirmó estar «encantada» de poder desplazarse a Barcelona para los ensayos y que bailará lo mejor que pueda, publica Carmen Villar Mir en ABC.

También explicó que se trata de una gala benéfica y que la cadena española ha intentado contratar a otras personalidades (como el futbolista Maradona, y Heather Mills, la ex de MacCartney) aunque no parece claro que éstos vayan a participar.

Gran preparación física

Madre de tres hijos, mujer del primer ministro danés, con sus ojos azules, pelo negro, cuerpo diez y una preparación física que ya la quisieran para sí muchos deportistas, dió la campanada hace unas semanas cuando apareció en la television danesa DK1, bailando muy sexy con pasos alegres, mucho gusto y mejor ánimo en la pista de «Vild med Dans» («Locos por el baile») espacio gemelo del «¡Mira quién baila!». Su actuación la convirtió en la indiscutible estrella de la televisión.

Los daneses, que únicamente habian podido verla al lado de su marido, conocido como el «Kennedy escandinavo», cuando representaba a su país recibiendo dignatarios extranjeros con elegantes sombreros y trajes de gala, al verla moverse sin complejos por la brillante pista de baile, quedaron hechizados. Poco importó que algunos la consideraran «algo rellenita» o que se comentara que tenía demasiado pecho y el pelo teñido demasiado negro.

Todos aseguraron que bastaba mirarla para caer bajo su encanto natural. Y es que Anne-Mette lleva la danza en los talones y su pasión por ganar, su espíritu deportivo y esa fiebre calificada de «sureña» cuando se marcó una rumbosa samba, levantó el calor y los elogios de sus compatriotas incluido su marido.

Desde entonces la vida de esta danesa ha sido una cadena de sorpresas: invade las páginas de los periódicos, los espacios de televisión y acapara todos los premios de popularidad. Ha sido incluso capaz de hacer subir el aprecio popular hacia su «esposísimo», jefe del Gobierno conservador de la vecina nación desde 1991.

Parece que cuando la TV danesa le pidió participar en «Vild med Dans» éste la animó a dar su consentimiento, no sin antes consultar con Su Majestad la Reina Margarita II y el jefe de Protocolo, ya que la primera dama del Reino más antiguo del mundo, no puede, ni debe, portarse de forma incoveniente. En su «aventura española», le acompaña su pareja de baile Thomas Evers Poulsen, un profesional con muchas tablas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído