Gabilondo toma las riendas de la campaña pro-eutanasia de PRISA

(PD).- Eutanasia sí. PRISA lo tiene claro. El País metió en la habitación de la anciana Madeliene a una reportera mientras ésta se quitaba la vida. Y describió pormenorizadamente lo que parecía una liberación. La familia de la desaparecida no salía de su asombro. Objetivo: concienciar a la sociedad. Ahora, en plena polémica por la muerte de Eluana, Iñaki Gabilondo se pone al frente de un documental donde se muestra la muerte en directo de un enfermo. Este viernes por la noche. En Cuatro, la de PRISA.

John Zaritsky , director canadiense galardonado con un Oscar, acompañó en 2006 a Craig Ewert durante sus últimos cuatro días de vida.

El profesor Ewert, de 59 años, sufría una enfermedad neuronal que le había dejado incapacitado de piernas y brazos y le hacia vivir atado a una máquina de respiración asistida. Una enfermedad que poco a poco va destruyendo los nervios motores hasta que la parálisis total. La mayoría de los pacientes que la padecen mueren cinco años después del diagnóstico, aunque el científico Stephen Hawking ha sobrevivido más de 40 años con esta enfermedad.

La cámara sigue el último viaje de Ewert desde Inglaterra hasta Zurich, Suiza, donde tiene su sede la Organización Dignitas, que propugna el derecho a la eutanasia. «Para mí marido, permitir que las cámaras grabasen sus últimos momentos en Zuricj era una forma de encarar el final de su vida con honestidad», declaró su mujer, que le acompañó en todo momento. Suiza es el único lugar del mundo donde una persona que busca un suicidio asistido puede recibir ayuda para morir, sin que importe ni su lugar de procedencia ni su estado de salud.

‘El turista suicida’ lleva a los telespectadores hasta un apartamento alquilado donde un empleado de Dignitas prepara una dosis letal de sodio pentobarbital. Craig toma el veneno delante de la cámara, cierra sus ojos y finalmente muere. «Espero de verdad que la muerte sea el final, que no haya ni alma ni vida después de la muerte», concluyó Ewert, quien añadió que «este es un viaje que todos debemos tomar en algún momento. Me gustaría que mi muerte no cause gran dolor a los que me aman».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído