Belleza

Cómo conseguir tener un culo perfecto

Los hoyuelos en la parte baja de la espalda, nueva tendencia estética

Cómo conseguir tener un culo perfecto
Culo perfecto

Nos encontramos ante otra moda procedente de Estados Unidos y que todavía no ha suscitado demasiada demanda en nuestro país. Un nuevo procedimiento  que consiste en marcar dos hoyuelos como el de la barbilla justo encima de los glúteos. Se trata de dos hendiduras a conseguir en el punto donde se unen el sacro con la pelvis. Reciben el nombre de hoyuelos de Venus, en el caso femenino y hoyuelos de Apolo en el masculino, recoge en un artículo Exclusiva Digital.

Para lograr este aditivo estético, complemento a unos glúteos perfectos, es preciso pasar por el quirófano y someterse a una intervención similar a la que se realiza para marcar los pómulos. Es decir, a una técnica que consiste en unir la piel y el músculo de la espalda, para que cuando éste se contraiga produzca el efecto de depresión y, por lo tanto, el hoyuelo.

Es una intervención con un postoperatorio sencillo: el paciente puede reincorporarse a su rutina habitual al día siguiente de su paso por el quirófano. Eso sí, no debe practicar deporte durante quince días y se someterá a un tratamiento antiinflamatorio durante una semana.

El efecto Kardashian

En cuanto al glúteo propiamente dicho, y con vistas al bikini, el lipofilling o transferencia de grasa autóloga, continúa siendo el procedimiento idóneo para levantar, tonificar y dar volumen a la zona, a pesar de las recientes y desmitificadoras fotos del trasero de Kim Kardashian. En opinión de Jordi Mir, las imperfecciones «robadas» a la influencer internacional se deben a tres motivos.

La principal serían las subidas y bajadas frecuentes de peso, lo que afecta a un redistribución no uniforme de la grasa en los glúteos . Por otro lado las pacientes con celulitis antes de una intervención, tendrán celulitis después de la intervención . Por último, cuando el tamaño es demasiado grande, es fácil no obtener un resultado óptimo.

El doctor Raúl Peláez Moreno apunta a la posibilidad de que la TV personality se haya realizado un tratamiento corporal en glúteos que consiste en la infiltración de biopolímeros, un tipo de material de relleno sintético de carácter permanente, es decir, no absorbible. La infiltración de este producto, asegura , no esta exenta de riesgos, puesto que al tratarse de un elemento «extraño», el organismo puede tener una reacción. En el caso de Kim Kardashian serían esas deformaciones y aspecto desproporcionado en la zona tratada.

El doctor Peláez también alude al gran tamaño de los glúteos , afirmando que

«no pueden realizarse grandes aumentos de volumen en un solo procedimiento con grasa autóloga, ya que para que las células prendan, han de ser infiltradas en un lecho bien vascularizado. Si se acumulan demasiadas capas celulares en un solo tiempo, a las capas más profundas no les llega la vascularización necesaria y mueren.».

Es decir, en cuestión de transferencia de grasa de una parte del cuerpo del paciente a su propio trasero, el tamaño importa. Hay un límite que especifica Jordi Mir:

«En nuestra experiencia la cantidad idónea de lipofilling para cada glúteo es de entre 200 y 400 ml de grasa (en un procedimiento). No obstante, hay equipos que tienen publicados resultados extraordinarios con cantidades mayores.»

Implantes de silicona, efectivos y controlados

Este procedimiento continúa siendo efectivo para aumento y elevación. Los implantes de glúteos tienen la misma forma que los de pecho. Hay implantes anatómicos (con forma de gota) e implantes redondos. Incluso podemos encontrar implantes biconvexos, para minimizar el riesgo de rotación y dar más proyección formal.

También, como cualquier implante que ponemos en el organismo, está el riesgo de rechazo o contractura capsular» Para mayor control, las revisiones deben realizarse anualmente. Cada cinco años se solicitará una prueba de imagen para conocer el estado de las prótesis.

La medicina estética, idónea contra la celulitis

Como soluciones complementarias a la cirugía o para aquellas personas que sólo necesiten cuidados externos anticelulíticos y reafirmantes, existen una amplia gama de tratamientos médico estéticos, que comienzan con un buen diagnóstico del problema a tratar.

La corrección de forma y volumen se puede hacer también mediante hilos tensores reabsorbibles, que  se acompañan de otras técnicas como infiltraciones de mesoterapia ( ácido hialurónico) y de C02, la denominada carboxiterapia.

Estas dos últimas, junto con la aparatología, son las indicadas para luchar contra el enemigo número uno: la celulitis. No obstante no hay un remedio generalizado para tratarla, sino uno para cada tipo de celulitis y su relación con los problemas circulatorios, la flacidez o la grasa localizada. Por tanto, el mejor tratamiento para combatirla, debe incluir los siguientes aspectos: diagnóstico preciso del tipo de celulitis, elegir bien el mejor plan de tratamiento médico-estético, tener en cuenta los problemas asociados, adoptar hábitos higiénico-dietéticos saludables y ser constantes.

Se recomienda además una dieta alta en proteínas de calidad, fibra y vitaminas y baja en grasas para obtener los siguientes beneficios en los glúteos: preservar la masa muscular de los glúteos, favorecer la formación de colágeno y la renovación celular, prevenir la acumulación de grasa y la retención de líquidos, disminuir el colesterol, evitar el envejecimiento y mejorar el aspecto de la piel.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído