LAS PIFIAS DEL DIRECTO EN TELEVISIÓN

Reporteros: cuando la noticia sucede justo detrás y tu noticia no vale un comino

Lo que se ve en el vídeo tiene como escenario Norridgewock, un pueblo de Maine, en EEUU.

Lo protagoniza una reportera de la cadena local News Center,

Samantha Sugerman estaba esperando para entrar en vivo en el noticiero, cuando escuchó un choque detrás de ella.

Lo de Samantha era la inauguración de un puente dedicado a Eugene Cole, un ayudante de alguacil que había fallecido un año antes en el cumplimiento de su deber.

Y de repente, un vehículo de cuatro ruedas aparece detrás de ella y vuelca, tirando a los pasajeros al pavimento.

El pasmo de la joven periodista es antológico: interrumpir su reportaje y pregunta a los chicos si están bien.

Los chavales, un poco conmocionados, se levantan y siguen su camino.

News Center Maine asegura que la Oficina del Sheriff del condado de Somerset dice que no hubo informes de personas lesionadas en un vehículo todo terreno en el hospital local, por lo que asumen que todos están bien.

Y del puente y su inauguración, nada de nada.

Lo del directo en televisión siempre entraña riesgos.

Con tantas horas de emisión y esa enfermiza obsesión por llegar al público antes que la competencia, raro sería no encontrar gazapos de los presentadores, los reporteros y los técnicos.

En ocasiones, se convierte en un ejercicio casi imposible pronunciar palabras simples o conseguir que una conexión informativa funcione.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído