Este empresario argentino evita una agresión machista en un hotel de Menorca

El director de un hotel de cuatro estellas de la isla de Menorca (España), el empresario argentino Max Weinbinder, evitó el pasado viernes 19 la agresión machista de un ciudadano británico a su mujer, de la que tenía una orden de alejamiento por malos tratos, y recibió dos puñetazos, según informa el medio local Menorca, según rt.

El hombre había seguido a su esposa, que había ido a la isla balear con sus dos hijos, a pesar de tener prohibido acercarse a ella por orden judicial. Llegó a Menorca un día después que ella y tras localizar el hotel en el que se hospedaba, consiguió una habitación en el mismo.

Tras pasar casi un día con su familia, el hombre empezó a discutir con su pareja en el vestíbulo del hotel y la situación empezó a tensarse cada vez más. «La cosa iba a mayores con insultos y gritos», detalló al diario La Vanguardia Weinbinder, que cuando vio que iba a producirse una agresión, decidió intervenir.

Al interponerse, el empresario recibió varios puñetazos, pero consiguió finalmente reducir al agresor. Este fue retenido hasta que llegaron las fuerzas de seguridad, que no pudieron detenerlo al negarse la mujer a presentar una denuncia y no haber sufrido lesiones.

Por su parte, Weinbinder también rechazó interponer una denuncia a cambio de pactar con el ciudadano británico que abandonara la isla, cosa que hizo inmediatamente acompañado por agentes de la Guardia Civil, que le escoltaron hasta el aeropuerto. «Me ha dolido la boca dos días, pero los daños no han ido a mayores», dijo el empresario sobre la agresión recibida.

«A la clienta le quedaban cuatro días de vacaciones y a mí me preocupaba que el hombre volviera a por ella», explicó su decisión. «Si lo hubiera denunciado por una agresión leve, solo habría tenido que ir a la comisaría y habría quedado libre al momento para regresar al hotel», señaló.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leido