SUCESOS

La Guardia Civil detiene a dos menores por extorsionar a un compañero que les llegó a pagar 5.000 euros

Los hechos tuvieron lugar en un instituto de Málaga

La Guardia Civil detiene a dos menores por extorsionar a un compañero que les llegó a pagar 5.000 euros
Imagen de archivo

La Guardia Civil ha tenido que intervenir en un nuevo caso de ‘bullying’ en la provincia de Málaga. El segundo que se registra en apenas una semana. Esta vez, los agentes de la Benemérita ha detenido a dos menores e investigado a un tercero por extorsionar presuntamente a un compañero de instituto, que habría llegado a entregarles 5.000 euros del negocio familiar de sus padres que guardaban en casa.

La operación, que según recoge el diario El Sur, bautizaron los investigadores con el nombre de ‘Nelli’, comenzó a raíz de la denuncia de la madre de la víctima, que descubrió que le faltaba una gran suma de dinero que guardaba en casa y que procedía de los ingresos obtenidos en su negocio.

La mujer se lo comentó a su hijo, que solo tiene 13 años, quien reconoció que había cogido el dinero. Cuando la madre le preguntó para qué, el adolescente le contó que lo hizo para pagar a unos compañeros del instituto que desde hacía mes y medio estaban amenazándole con divulgar aspectos íntimos, llegando a coaccionarlo con un arma blanca. A cambio de su silencio le exigían a cambio grandes cantidades de dinero que él fue entregándoles en ese tiempo y que, en total, llegaron a los 5.000 euros.

La investigación no tardó en identificar a los supuestos agresores, cuyas edades oscilan entre los 14 y los 17 años y que además son ompañeros de instituto de la víctima.

Al parecer, frecuentaban las inmediaciones del domicilio del adolescente y de sus familiares para vigilarlo, llegando a crearle tal desasosiego que el menor se negaba a salir de su casa ante el temor de encontrarse con ellos por la calle. De hecho, esta situación, según la Guardia Civil, le había generado un estado de ansiedad tal que le imposibilitaba abandonar la espiral de chantaje a la que supuestamente estaba sometido.

Las pesquisas realizadas por los investigadores de la Guardia Civil permitieron corroborar la versión de la víctima, lo que condujo a la detención de dos menores, así como a la toma de declaración como investigado al tercer adolescente presuntamente implicado en los hechos. Todos ellos fueron citados para comparecer al día siguiente ante la Fiscalía de Menores de Málaga, que solicitó el ingreso en un centro de reforma de dos de los supuestos agresores.

Esta actuación policial, que puede circunscribirse en el contexto del acoso escolar, llevado al límite de la extorsión y las amenazas con arma blanca, se produce solo unos días después de que la Policía Nacional detuviera a otras dos adolescentes acusadas de vejar y amenazar de muerte a una compañera de instituto, que escribió dos cartas explicando lo que le sucedía y en las que llegó a decir que le estaba rondando la cabeza la idea de quitarse la vida.

Cuando se activó el protocolo dentro del centro, una de las arrestadas habría llegado a decir, en presencia de los docentes: «Se va a enterar, al final la mato».

Te puede interesar

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído