SUCESOS

Tras años de maltrato, mata a su novia embarazada a destripándola con unas tijeras

Tras años de maltrato, mata a su novia embarazada a destripándola con unas tijeras
Imagen facilitada por la Policia Metropolitana MET

Ioan Campeanu, un ciudadano rumano de 44 años que reside en Neasden Lane (Reino Unido), ha sido declarado culpable del asesinato a puñaladas de su novia, Andra Hilitanu, de 28, y de la muerte de su hijo, del que la mujer estaba embarazada. La sentencia será dictada el próximo el jueves 10 de enero.

Según informativas T5, la Policía Metropolitana recibió un aviso del Servicio de Ambulancias de Londres, que informaba de que una mujer residente de Neasden Lane no respondía a las llamadas, según exdetallan en un comunicado.

Había sido el propio asesino quien les había alertado 6 minutos antes de asesinar as u pareja. Mediante un intérprete, informó que Andra estaba muerta y cuando le preguntaron el porqué, respondió: «Está muerta. La maté». Además, especificó que lo hizo con unas tijeras.

Cuando los agentes llegaron al lugar del crimen a las 2:39 horas, encontraron el cuerpo sin vida de Andra, y el feto de 30 semanas que llevab, en el baño, y Campeanu confesó haberla matado dos horas y media antes, tras lo que se habría ido a dar una vuelta por la zona antes de regresar a la escena del crimen.


«Este fue el último acto de brutalidad de Campeanu contra Andra después de meses y años de violencia doméstica. Atacó a una indefensa Andra y su hijo por nacer y le clavó un par de tijeras en el cuello. Luego los dejó morir a ambos mientras iba de paseo, deliberadamente sin pedir ayuda durante más de dos horas, asegurándose cruelmente de que tanto Andra como el niño que ella llevaba estaban muertos»

ha dicho el inspector detective Jamie Stevenson, de la Unidad de Homicidios y Crímenes Mayores del Met que dirigió la investigación.

Los agentes le detuvieron y, una vez en comisaría el acusado no contestó a las preguntade la Policía. No obstante, este mismo día fue acusado del asesinato de Andra y del bebé que esperaba.

El 21 de diciembre los tribunales le han declarado culpable, hecho por el
que se le condenará el 10 de enero. Entre otras pruebas, la autopsia reveló la causa de la muerte: una puñalada en el cuello realizada con un instrumento de doble hoja (unas tijeras)

Además, se supo que Campeanu y la víctima habían consumido cocaína antes del ataque fatal. Por otro lado, hallaron marcas superficiales alrededor de los genitales de Andra, evidencia de una «intención de destruir la vida de un niño». No obstante, el feto murió debido a la falta de oxígeno después de la muerte de su madre.

Además, a pesar de que no existían denuncias, varios testigos han declarado que Campeanu maltrataba de forma habitual a Andra y la amenazaba.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído