SUCESOS INTERNACIONAL

La niñera mata al bebé y lo devuelve a su madre haciéndola creer que estaba vivo

La niñera mata al bebé y lo devuelve a su madre haciéndola creer que estaba vivo
Marissa Tietsort

Marissa Tietsort, una mujer de 28 años de edad, ha sido acusada de homicidio en primer grado después de que, según la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Marathon, presuntamente matara al niño de dos meses que cuidaba, en Wisconsin (EEUU) y le devolviese el cadáver a su madre haciéndola creer que estaba vivo (El divorcio que tiene en ascuas a Nueva York: fue grabado desnudo por la niñera y deberá repartir sus 5.000 millones).

Un informe del Departamento de Policía de Wasau indica que el niño fue encontrado sin vida en el asiento de su coche cerca de una lavandería el pasado 18 de octubre. Su madre terminaba de recogerle de casa de Tietsort, la niñera, pocos minutos antes y creía que estaba durmiendo (Marhuenda e Inda se sublevan contra Hilario Pino, la niñera de la momia de Franco: «¡Si no me dejas hablar, me voy!»).

Fueron los agentes de policía los que determinaron que había muerto cuando estaba a cargo de la cuidadora (Dulce, la niñera de Chabelita, responde enfurecida al ataque de Isabel Pantoja).

La policía encontró a Marissa Tietsort en el Hotel Plaza en Wausau a las 4:15 am del 19 de octubre. Admitió que había estado cuidando al bebé y a su hermano el día anterior y que el pequeño había muerto mientras le observaba, según figura en la denuncia.

No había matado al bebé, aseguró, pero no le reanimó ni buscó ayuda médica. Sabía que había fallecido porque estaba frío, pero no le miró el pulso. Le vistió, le cubrió con una manta, le puso en el asiento de su coche y se fue con su novio, el hermano del pequeño y su hijo a un restaurante de comida rápida.

Por el contrario, la autopsia determinó que el niño había muerto de «lesiones contundentes en la cabeza donde tenía múltiples impactos», según la denuncia.

El patólogo forense Robert Corliss ha explicado que el bebé tenía al menos tres lesiones en la cabeza y en el coxis, que estaba «fracturado, roto y desplazado, lo que indica que se utilizó una fuerza significativa».

Teniendo esto en cuenta, Marissa Tiersort será juzgada por homicidio de primer grado y abuso infantil. Por el momento, se encuentra en la cárcel desde octubre bajo fianza de 250.000 dólares. Una cantidad que ha recurrido alegando que, al estar embarazada de cinco meses, no está recibiendo la suficiente comida ni tratamiento médico adecuado.

«No soy una amenaza para la sociedad o un monstruo», ha dicho. «Soy una gran madre y amo a todos», ha afirmado la inculpada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído