PROGRAMAS TVE

«Me inflaban a tortas de pequeño»: El estremecedor testimonio de Cayetano Martínez de Irujo

"Mi hermano me echó de casa cuando se convirtió en Duque"

"Me inflaban a tortas de pequeño": El estremecedor testimonio de Cayetano Martínez de Irujo

«Lazos de sangre», el espacio de La 1 de TVE que hace un repaso a las sagas más relevantes del panorama social español, trataba esta semana sobre la familia Martínez de Irujo.

Desde que falleció la Duquesa de Alba, son conocidos los enfrentamientos que los hijos herederos de Martínez de Irujo han tenido a costa de su herencia.

Pero lo que también ha puesto de manifiesto este programa ha sido la importancia que ha tenido ausencia de la figura paterna en todos los miembros de esta familia.

Cayetano, probablemente el más mediático junto con Eugenia, la única mujer de la familia, afirmaba  entre sollozos que «tardé cuatro años en superar que no me dejaron despedirme de mi padre» asegurando que ha tenido que recibir tratamiento psicológico.

Después de recordar la figura de su padre también hubo tiempo hacerse eco de que el problema de desunión entre los hermanos surge porque «mi madre, al ser hija única, no supo gestionar la unión de su familia».

El momento más difícil que recuerda Cayetano es el de el reparto de la herencia de su madre:

«He pagado el pato de ser el encargado de tener que repartir yo la herencia de mi madre en vida».

Y parece que el documental le ha servido como una especia de venganza contra Carlos,el primogénito, que le ha apartado de la Casa de Alba tras la muerte de su madre

«Mi hermano me echó de casa cuando se convirtió en duque» a lo que añadió que en estos momentos «no tengo ningún papel en la Casa de Alba»

También habló que se crio de una manera muy estricta y, muchos años después, se dio cuenta de que todo aquello le acabó generando problemas psicológicos.

Viajó a Estados Unidos para curarse y allí lo pasó realmente mal.

“No era feliz, tenía una contradicción. Tenía un problema emocional. Las dos primeras semanas fue algo espeluznante”.

“Me inflaban a tortas”, confesó Cayetano. Afirmó que no se sintió querido ni cuidado por Jesús Aguirre, tampoco por una de las nannys, quienes le trataban con dureza y no ha tenido reparos en hablar de maltrato.

«Tuve un trauma de infancia durísimo, pero eso es agua pasada porque me estoy liberando de esa carga de maltrato”.

«Después de la ‘nanny’ llegó Jesús», se lamentaba.

«Yo empecé a demostrar que no era tan bueno como creía mi madre»,.

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído