Miriam Sánchez, una experta en reciclaje: «Me he quitado 8 kilos de grasa que he inyectado en mis pechos»

Miriam Sánchez, una experta en reciclaje: "Me he quitado 8 kilos de grasa que he inyectado en mis pechos"

Miriam Sánchez, quien se hiciera popular protagonizando películas porno con el nombre artístico de Lucia Lapiedra, y posteriormente fuera pareja de Pipi Estrada, con quien tiene una niña de 11 años, volvía este sábado a televisión después de haber estado fuera de las cámaras durante mas de cuatro años.

Miriam, que gano ‘Supervivientes’, que fue asesora del amor en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, que participaba con asiduidad en programas de Telecinco e incluso llegó a ser una de las saltadoras de trampolín en el programa que ‘saltos’ de la cadena de Mediaset, reaparecía muy cambiada. Tanto exterior como interiormente.

Miriam Sánchez reaparecía públicamente hace unos meses a través del Instagram de su ex pareja Pipi Estrada, padre de su hija y a quien por cierto no nombró ni una sola vez con todo lo que ha hecho el cronista deportivo por ella durante estos años, con una imagen que dejaba a todo el mundo impactado y que tenía muy poco que ver con la que recordamos de ella.

Con casi 14 kilos de más, Miriam contaba que se iba a someter a una serie de intervenciones estéticas, que casualmente un mes antes se había practicado Pipi Estrada , para intentar volver a ser la Miriam de hace unos años, y este sábado veíamos el resultado en ‘Sábado Deluxe’

 

«Dejé todo, no podía cumplir con mis trabajos», afirmaba muy nerviosa Miriam, quien relató que había superado una profunda depresión. Un tiempo y proceso que calificó de «infierno» y que fue el culpables de transformar su imagen radicalmente. Se cambió el color de pelo, engordó más de 15 kilos de peso y se le quitaron las ganas de vivir. «No me creía que fuera capaz de hacer esto, me dejé en último lugar, he permitido que me hicieran más daño de la cuenta», revelaba la ex colaboradora.

«Tu mirada sigue siendo igual de especial que siempre, tus ojos son absolutamente limpios», le decía María Patiño en la sala vip para darle la bienvenida antes de que entrara a plató. Miriam se emocionaba y le costaba articular palabra: «Me he quitado 8 kilos de grasa que he inyectado en mis pechos, en los que ya no tengo implantes».(eso se llama reciclar)

«Me estoy recuperando, pero aún no estoy al 100%. Llevo año y medio recuperándome, me cansé de ser la otra Miriam y me he vuelto muy rebelde. Quiero volver a hacer deporte y a estar bien», ha relatado.

Miriam pasó de 50 a 66 kilos y abandonó su sueño de ser actriz por culpa de sus propias presiones y, ha confesado, sus adicciones. «He estado a punto de hacer muchas tonterías, pero quiero empezar», relataba.

Pero quienes conocemos a Miriam sabemos que antes de entrar en ese proceso de bajón, hizo un curso para maquillar cadáveres e incluso participó en los vídeo debates que hacían nuestros compañeros de Exclusiva Digital

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído