Mila Ximénez reconoce que estuvo «bebiendo sin parar» por una depresión

La colaboradora de 'Sálvame' se ha puesto un balón gástrico para adelgazar hasta 15 kilos durante su estancia en 'GH VIP'

Mila Ximénez reconoce que estuvo "bebiendo sin parar" por una depresión

Mila Ximénez va a estar en primer plano informativo de entretenimiento televisivo a partir de este miércoles 11 de septiembre cuando entre en la casa de Guadalix de la Sierra de ‘GH VIP’ como concursante de la séptima edición del reality de Telecinco.

La colaboradora de ‘Sálvame’, que ya estuvo en ‘Supervivientes’, parece que le ha cogido gustillo a esto de los realities, quizá por el pastizal que gana por cada semana de permanencia, quizá por desconectar de ‘Sálvame’

Además, de paso, la ex mujer de Manolo Santana aprovecha para engrosar esos ingresos dando una exclusiva a Lecturas, su revista de cabecera donde tiene un blog.

“He estado deprimida, comiendo y bebiendo sin parar”, asegura Mila en la entrevista concedida a la publicación antes mencionada. Además Ximénez cuenta que se ha puesto un balón gástrico que según ella misma afirma: “Si estoy los tres meses puedo adelgazar hasta 15 kilos”,

Vamos como si estuviera concursando en Honduras con los padecimientos de la pobre alimentación que se tiene en el reality de supervivencia.

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído