Mónica Naranjo vuelve a televisión con mucho sexo de alto voltaje: «Probé la Viagra femenina y me puso muy burra»

"Tanto derecho tiene un señor como una señora a entrar en una cabina a ver porno y hacerse el pajote del siglo"

Es conocida por su prolífica carrera musical y, en el ámbito televisivo, por su participación en distintos programas de talento como jurado; pero nunca antes había mostrado su faceta más íntima y personal en un formato de televisión hablando abiertamente y sin tapujos de relaciones, sentimientos… y de sexo.

Mónica Naranjo protagoniza ‘Mónica y el sexo’, nueva docuserie que Cuatro estrena este viernes en el segundo prime time de la cadena.

En este nuevo formato, producido por Señor Mono, la cantante emprende un viaje vital a corazón abierto que la lleva a recorrer distintos países, como Japón, México o Brasil, así como lugares con un especial significado para ella con el fin de descubrir diferentes maneras de vivir la sexualidad y también el mundo de los afectos con una mirada abierta y respetuosa.

Monica Naranjo en ‘Mónica y el Sexo’.

Mónica Naranjo en estado puro
El punto de partida del programa es un momento vital muy importante para Mónica: después de 16 años de relación sentimental, se ha separado de su pareja y se dispone a vivir una nueva etapa como soltera en la que desea recuperar la ilusión, vivir nuevas experiencias y redefinirse a sí misma.

«He dedicado la mitad de mi vida a dejarme la piel en los escenarios y la otra mitad, a crear una familia y una vida que nunca he querido compartir con nadie”, explica Mónica al principio de programa.

“He sido todo y nada. Y por eso, hoy más que nunca, quiero ser yo: una mujer de más de 40, orgullosa de cada arruga, de cada década vivida y de cada camino recorrido. Quiero hablar sin tapujos, enfrentarme a mis miedos, trabajar con gente nueva que quiero que conozcáis, porque forman parte de este proyecto. Sin miedo, sin máscara, porque quiero que me conozcáis muy bien”.

La bella Mónica Naranjo.

También comenta que cuando se planteó hacer el programa entendió “que debía trabajar desde la honestidad, como hago con mi música” y añade que

“ha sido un proceso muy bonito el darme cuenta de que había llegado un momento donde había que tirar todas las paredes y dejarle ver a la gente quién es Mónica Naranjo de verdad. Aquello que hay más allá de la artista”.

Con esta declaración de intenciones comienza su búsqueda de respuestas, que comparte con dos compañeros fijos de viaje: Ana Joven y Miguel Bosch, directores y guionistas del programa, con quienes vive de principio a fin la aventura completa de ‘Mónica y el sexo’.

Sobre lo que más le ha sorprendido de su periplo sobre sexo por el mundo destaca el de los japoneses:

«Ellos tienen una forma de ver la sexualidad un poco retorcida. Para ellos, el sexo anal no es sexo y dices: ¿Qué es?».

«El porno lo pixelan y se consume muchísimo. También existen las sex cabins en las que solamente pueden entrar hombres. Es una cosa que no comprendí y me molesté porque dije: «A ver, tanto derecho tiene una señora como un señor a consumir porno y a encerrarse en una cabina para hacerse el pajote del siglo». 

Preguntada si probó en su viaje la Viagra femenina contesta:

«Me puso como una burraca. Ay qué horror… qué horror y que efectivo. Tu imagínate que Ana y Miguel descubren que en el centro de Río hay un mercadillo en el que hay un boticario que la prepara él, de forma natural con raíces, y me llevan allí. El señor me llenó un vaso pequeño, eso ya me mosqueó, pero aún así me lo tomé como pensando: ‘Me lo bebo por haceros felices, pero esto seguramente no va a hacer efecto’. El señor me dijo que tenía que esperar 76 horas y yo le dije a mis compañeros: «Os han timado lo más grande». A las 48 empecé a notar el efecto y estaba justo en un concurso de samba…»

Un posado sexy de Mónica Naranjo.

Un personaje famoso acompaña a Mónica en cada viaje
Además, en cada viaje Mónica cuenta con la compañía de un personaje famoso, como José Corbacho, Boris Izaguirre o Ana Milán, con quienes intercambia opiniones y confidencias al tiempo que conocen diferentes prácticas sexuales y entran en contacto con personas que viven el sexo de las maneras más variopintas.

En su periplo, Mónica visita también a conocidos artistas internacionales, como la cantante y actriz brasileña Anitta o el actor mexicano Christian Chávez, con quienes mantiene charlas ‘de alto voltaje’ sobre vida en pareja, sexualidad o empoderamiento, entre otros temas.

«El programa es la aventura de mi vida. No hay frase que haga mejor resumen. Estos últimos dos años han sido uno de los momentos más importantes de mi vida. Y, además, me ha abierto nuevos horizontes profesionales que estoy disfrutando como una niña pequeña”.

Primera entrega: comienza la aventura
Tras su separación, Mónica decide emprender un proyecto audiovisual con dos desconocidos para el público: la guionista Ana Joven y el realizador Miguel Bosch.

Los tres comparten amistad y han vivido recientemente una ruptura sentimental que les hace plantearse qué supone acabar una relación larga y cómo afecta la separación a la sexualidad y al mundo de los afectos.

Mónica reconoce que quiere volver a recuperar el deseo sexual y reconectarse consigo misma. Para ello, contacta con la sexóloga Eva Moreno, que seguirá de cerca todo su proceso y le propondrá varios talleres prácticos.

Además, la protagonista reúne a sus amigos de siempre para confiarles su situación y charlar abiertamente sobre sus sentimientos y expectativas. Las primeras en acudir a su llamada son la celebrity Carmen Lomana y la actriz Ana Milán.
 
La aventura de Mónica comenzará a partir de ese momento, en un viaje vital que incluirá reflexiones, emociones contradictorias y también momentos divertidos a través de sus primeras experiencias con una app de citas y una sesión

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído