A Antonio David Flores se le olvida la demanda que puso a Rocío Jurado por 1.000 millones de pesetas (6 MM €)

A Antonio David Flores se le olvida la demanda que puso a Rocío Jurado por 1.000 millones de pesetas (6 MM €)

No seré yo quien ponga en duda los sentimientos que muestra Antonio David Flores en la casa de ‘GH VIP’ hacia quien fuera su suegra, la gran Rocío Jurado.

El concursante en la ‘curva de la vida’ se emocionaba cuando hablaba de quien fuera su suegra: “La abuela de mis hijos a mí me adoraba y yo también, y su abuelo también me adoraba… «

Pero la historia, documentada por hemerotecas y videotecas, nos recuerda que la relación entre la más grande y el ex guardia civil quizá no fue como tan idílica o maravillosa como ahora dice el ex marido de Rocío Carrasco.

Rocío Jurado visitaba Argentina y en el programa ‘Hola Susana’ del Canal 13 argentino hacía unas declaraciones en las que no dejaba en muy buen lugar a Antonio David Flores.

Antonio David Flores, quizá no bien asesorado,  consideró que las palabras de Rocío en el citado espacio televisivo dañaban su derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen por lo que, con fecha del 20 de octubre del 2000, presentó una demanda contra la cantante ante el Juzgado de Primera Instancia de Alcobendas. en la que pedía una indemnización de 1.000 millones de pesetas (6 millones de euros).
 
Además estimó que esas manifestaciones le perjudicaron en la batalla por la guarda y custodia de sus hijos, que mantenía con su esposa, Rocío Carrasco, hija de Rocío Jurado. En aquel momento, el letrado de Antonio David aseguró que la cantante «había aprovechado su notoriedad pública para intentar desacreditar en un momento en el que hay abierto precisamente un procedimiento judicial de separación matrimonial de mi demandante, en el que está luchando por la obtención de la guarda y custodia de sus hijos».

Al final Antonio David perdía la demanda y era condenado a pagar las millonarias costas del procedimiento, alrededor de 60 millones de la peseta de entonces.

Así la historia nos parece cuando menos paradójico esa postura de cariño, sentimiento y afecto que está mostrando hacia quien fuera su suegra. Aunque lo bueno que tiene la vida es que con el paso del tiempo se te olvidan los malos recuerdos y solo te quedan los buenos.

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído