Analizamos el último fenómeno televisivo USA

¿’The Walking Dead’ es tan buena como dicen?

Producción maestra pero que recupera todos los tópicos del género de zombis

The Walking Dead’ es uno de esos exquisitos casos que alertan al  espectador de que el cine comienza a estar obsoleto y que es en la pequeña pantalla dónde uno encuentra auténtica calidad. La serie de zombies de la cadena estadounidense AMC ( y que España emite Fox y próximamente laSexta) se ha convertido, con sólo 5 capítulos, en un fenómeno de masas. La serie es buena pero tiene fallos.

DEL CÓMIC A LA TELE

‘The Walking Dead’ es una serie de comics creados por Robert Kirkman y dibujada por Tony Moore que vio la luz, por primera vez, en octubre de 2003 y que sigue editándose. En ella se narran las peripecias de un grupo de supervivientes en un mundo devastado en el que sólo hay zombies deseosos de carne fresca.

El protagonista es Rick, un policía que tras sufrir un disparo despierta del coma y se enfrenta a esa realidad aterradora. ¿Suena a ya contado? ¿No se parece mucho el argumento de películas como ’28 días después’, ‘El amanecer de los muertos, ‘La noche de los muertos vivientes’ e infinidad de historias con cadáveres andantes como principal atracción? Pues sí.

LA SERIE: GRAN PRESUPUESTO Y FRIALDAD

Es cierto que, tanto el cómic como la serie de AMC adolecen de cierta sensación de déjà vu ante lo ya eternamente narrado pero es el precio que se ha de pagar si se quiere contar una historia de zombis: Desesperación, amenaza, reclutamiento, ver a la persona que amas convertida en algo que ya no es humano, las dudas éticas sobre el hecho de matar o no a un menor (aunque intente comerte), la supervivencia…

Todo esto y más lo tiene ‘The Walking Dead’; entonces, ¿por qué tanto revuelo ante esta enésima versión de muertos vivientes? Pues por una sencilla razón: Tanto la obra original como su adaptación televisiva (más la primera que la segunda) hablan de personajes. Los caracteres están perfectamente dibujados, son estereotipos pero que crecen y dudan, y uno llega a olvidarse de la trama y el terror para preocuparse de unos protagonistas que han de enfrentarse a un dilema ético tras otro.

El primer capítulo de ‘The Walking Dead’ (la serie) está impregnado de esa austeridad densa que necesita el relato pero nos regala algunas de las mejores secuencias y/ o planos jamás vistos en la televisión ( el protagonista a caballo llegando a Atlanta o los últimos cinco minutos, por ejemplo)

ABURRE PERO ASUSTA

El director es FranK Dabaront, reconocido por su trabajo en películas como ‘La milla verde’, ‘Cadena perpetua’ o ‘La niebla’ (filme recomendable que se asemeja mucho al producto a tratar), sabe muy bien cuál es el tono que requería la historia aunque a veces se pase de reflexivo y de aburrido.

El personaje principal es hermético y puede llegar a irritar pero es con algunos de los secundarios con los que la serie flaquea. La presentación de la familia del héroe es anti-climática y errónea ( nos desvelaremos nada más)  ya que desarma un giro importante, aunque su participación mejora a medida que avanza la trama.

Hay que ver ‘The Walking Dead’, sin duda. Es emocionante y lenta a la vez. Es espectacular e intimista y responde a la perfección a la frase: «Las historias son siempre las mismas, lo que cambia son los personajes»

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído